Resumen:

Las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas ayudan a los países desgarrados por conflictos a crear las condiciones idóneas para establecer una paz duradera. 

Entre los objetivos que persiguen estas misiones se encuentran los siguientes: facilitar procesos políticos, proteger a los civiles, apoyar la organización de procesos electorales, proteger y promover los derechos humanos y ayudar a restablecer el estado de derecho.

Para conseguir estos objetivos existe una figura clave en todo el proceso hacia la paz, la figura del observador de paz, ¿Por qué es tan necesaria esta figura?

Palabras Clave:

Carta de las Naciones Unidas, Defensa Nacional, Observadores de paz, ONU, España.

1. ¿Qué es el mantenimiento de la paz?

Las operaciones de paz de las Naciones Unidas ayudan a los países desgarrados por conflictos a crear las condiciones para una paz duradera.

En concreto se basan en ventajas singulares, como la legitimidad, la distribución de la carga y la capacidad de desplegar y mantener efectivos militares y policiales en cualquier lugar del mundo, integrándolos con el personal civil de mantenimiento de la paz, para promover el cumplimiento de mandatos multidimensionales.

El personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas inspira seguridad y aporta el apoyo político y de consolidación de la paz necesario para ayudar a los países a realizar la difícil transición inicial desde una situación de conflicto a otra de paz.

Tal es así que, el mantenimiento de la paz ha demostrado ser una de las herramientas más eficaces a disposición de las Naciones Unidas para ayudar a los países a recorrer el difícil camino entre el conflicto y la paz. En concreto se rige por tres principios básicos:

  • Consentimiento de las partes;
  • Imparcialidad;
  • No uso de la fuerza, excepto en legítima defensa y en defensa del mandato.
  • Mantener la paz y la seguridad, sino también facilitar procesos políticos,
  • Proteger a los civiles,
  • Ayudar en el desarme de excombatientes,
  • Apoyar la organización de procesos electorales,
  • Proteger y promover los Derechos humanos y,
  • Ayudar a restablecer el estado de derecho.

2. Formación de los Observadores de Paz

Naciones Unidas espera que todo el personal de mantenimiento de la paz respete las normas de conducta más elevadas y se comporte en todo momento de manera profesional y disciplinada.

Para ello se requiere una formación especial para asegurarse de que el personal cuente con el conocimiento, las habilidades y las aptitudes necesarias para desarrollas sus deberes y para que estén preparados para situaciones con un alto grado de complejidad.

Tal es así que, la formación requerida sienta las bases para el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas y sirve de guía para el personal en sus dificultosas tareas de ayudar a los países en los que trabajan.

En España, esta formación la imparte la Dirección General de Política de Defensa a través de la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra.

Se trata de un curso presencial cuya duración es de cuatro semanas, donde personal civil y militar de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil, así como de otras nacionalidades, reciben la formación necesaria para poder participar en misiones internacionales como Observadores de paz de Naciones Unidas.

Entre las diversas materias impartidas, se encuentran un taller de habilidades sanitarias, la conducción de vehículos todo terreno, algunas nociones sobre los IED y los artefactos explosivos, el manejo del GPS, el derecho internacional humanitario, relación con los medios de comunicación, entrevistas con intérpretes y técnicas de negociación, etc.

3. Principales cometidos de los Observadores de Paz

Las Fuerzas de Paz de la ONU, conocidas popularmente como “cascos azules”, nacieron en noviembre de 1956, aunque la primera misión de paz empezó en 1948 en Oriente Medio. Su función consiste en controlar las disputas entre países o comunidades, evitando enfrentamientos, mientras se llevan a cabo negociaciones que puedan poner fin a los conflictos.

SUS COMETIDOS PRINCIPALES SON:

  • Obtener información
  • Efectuar investigación de incidentes
  • Supervisar
  • Mostrar presencia
  • Completar observación
  • Establecer OP,s. móviles
  • Con autoridades locales
  • Con las partes en conflicto
  • Con las ONG,s
  • Con la población local
  • Violaciones de alto el fuego
  • Movimientos
  • Bombardeos aviación
  • Ataques de artillería
  • Secuestros o desapariciones de personas
  • Asaltos, incursiones y asesinatos
  • Violaciones de Derechos Humanos

4. El porqué y el cómo de las operaciones en el exterior. Regulación y justificación jurídica

España lleva 30 años contribuyendo a las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, habiendo participado en medio centenar de misiones en cuatro continentes en las que ha desplegado más de 160.000 efectivos civiles y militares provenientes de los tres Ejércitos de nuestras Fuerzas Armadas, así como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Las operaciones activas del DOP por continentes pueden ser consultadas aquí:

https://peacekeeping.un.org/en/where-we-operate

A continuación, veremos dónde viene regulada la Acción Exterior del Estado para contribuir a la proyección internacional de España y al mantenimiento de la paz y seguridad internacional. 

Ley 2/2014, de 25 de marzo, de la Acción y del Servicio Exterior del Estado
  1. La actuación de las Fuerzas Armadas en el ámbito internacional se enmarcará en el conjunto de la Acción Exterior del Estado, como elemento esencial para garantizar la seguridad y defensa de España y para contribuir a la proyección internacional de España y al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales.
  2. La Acción Exterior del Estado en materia de defensa se regirá conforme a lo dispuesto en la Ley orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional y su normativa de desarrollo.
  1. Las Fuerzas Armadas son un pilar básico en la Acción Exterior del Estado, garantizan la seguridad y la defensa de España y promueven un entorno internacional de paz y seguridad.
  2. El Gobierno acordará la participación de las Fuerzas Armadas en misiones internacionales, como parte del esfuerzo concertado en la Acción Exterior del Estado, con arreglo a los requisitos y procedimientos establecidos por la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional.
Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional

La política de defensa tiene por finalidad la protección del conjunto de la sociedad española, de su Constitución, de los valores superiores, principios e instituciones que en ésta se consagran, del Estado social y democrático de derecho, del pleno ejercicio de los derechos y libertades, y de la garantía, independencia e integridad territorial de España.

Asimismo, tiene por objetivo contribuir a la preservación de la paz y seguridad internacionales, en el marco de los compromisos contraídos por el Reino de España.

  1. Las Fuerzas Armadas contribuyen militarmente a la seguridad y defensa de España y de sus aliados, en el marco de las organizaciones internacionales de las que España forma parte, así como al mantenimiento de la paz, la estabilidad y la ayuda humanitaria.

El cumplimiento de las misiones de las Fuerzas Armadas y el desarrollo de su contribución complementaria o subsidiarias de interés público requieren realizar diferentes tipos de operaciones, tanto en territorio nacional como en el exterior, que pueden conducir a acciones de prevención de conflictos o disuasión, de mantenimiento de la paz, actuaciones en situaciones de crisis y, en su caso, de respuesta a la agresión. En particular, las operaciones pueden consistir en:

b) La colaboración en operaciones de mantenimiento de la paz y estabilización internacional en aquellas zonas donde se vean afectadas, la reconstrucción de la seguridad y la administración, así como la rehabilitación de un país, región o zona determinada, conforme a los tratados y compromisos establecidos.

Referencias Bibliográficas

JOSÉ JAVIER FERNÁNDEZ HERNÁNDEZ

Colaborador de Sec2Crime en el Área de Defensa y Fuerzas Armadas

Máster en Seguridad, Paz y Conflictos Internacionales por la USC

Diplomado en Altos Estudios de la Defensa Nacional por la ESFAS