TANATOLOGIA: UN ANTES Y UN DESPUÉS

TANATOLOGIA: UN ANTES Y UN DESPUÉS

RESUMEN

La tanatología según la Real Academia Española se define de dos maneras: “el conjunto de conocimientos médicos relativos a la muerte” y desde el punto de vista de la medicina legal, como “el estudio de los efectos que produce la muerte en los cuerpos”. (Real
Academia Española )

pALABRAS CLAVE

Ayuda, fenómenos, muerte, tipologías

LA TANATOLOGÍA

La tanatología tiene su origen en el griego: Thanatos (muerte) y en logos (estudio); y las principales funciones se centran en preparar y ayudar a pacientes terminales y a sus familiares, así como dar a conocer el principio de autonomía, que se entiende como aquel que permite al individuo tomar las decisiones relacionadas con el proceso de la muerte.

Dentro del proceso de la muerte podemos encontrar 3 tipos: la eutanasia, la ortotanasia y la distanasia. La eutanasia está compuesta por las palabras eu (bueno) y thanatos (muerte) y se entiende como aquella conducta intencionalmente encaminada a finalizar la vida de una persona que padece una enfermedad grave e irreversible, por razones médicas o por compasión.

Por otro lado, se encuentra la ortotanasia compuesta por orthos (recto/ajustado) y thanatos , esta se define como aquel proceso que ayuda al paciente a morir en su debido momento. Es por eso que este recibe los cuidados y tratamientos necesarios con lo que disminuir el sufrimiento, pero sin trastornar el curso de la enfermedad que padece y por tanto el curso de la muerte. Por último, se encuentra la distanasia, compuesta por las palabras dis (mal) y thanatos (muerte), y se entiende como aquella prolongación innecesaria del sufrimiento de un paciente terminal , a través de medicación o acciones que le “mantienen o le calman”, prolongando así su vida de manera innecesaria, sin tener en cuenta la calidad de vida del enfermo.

 

signos y tipos de muerte

Los signos de muerte se dividen en dos grupos: los signos clínicos como pueden ser la suspensión de la actividad cardiovascular, la suspensión de la actividad nerviosa y la suspensión de la actividad respiratoria. Y los signos de carácter biológico, como pueden ser la hipotermia, rigidez, livideces y la descomposición orgánica.
En cuanto a los tipos de muerte, existen hasta 6 tipos: la muerte biológica o real, aquella que se da por la ausencia de actividad vital. La muerte aparente se da con la atenuación de las funciones vitales como puede ser un coma, un sincope, etc. La muerte relativa es por otro lado la suspensión efectiva de las funciones tanto cardiocirculatorias, como respiratorias y neurológicas, pero con la posibilidad de reanimación del individuo.

La muerte súbita ocurre de forma inesperada y no violenta en individuos que no tienen por qué padecer una enfermedad frente a la muerte repentina, que ocurre de forma rápidaen individuos que si que sufren una enfermedad. Por  ultimo la muerte natural, aquella producida por cualquier patología o enfermedad.

FENÓMENOS CADAVÉRICOS

Los fenómenos cadavéricos se entienden como “el conjunto de cambios, alteraciones y/o modificaciones que sufre el cuerpo de un ser vivo al momento de fallecer”. Distinguimos entre fenómenos cadavéricos tempranos y tardíos:

FENOMENOS CADAVÉRICOS TEMPRANOS
Algor mortis: el cuerpo se enfría 1 grado por hora; y a las 24h alcanza la temperatura ambiente Deshidratación: se evaporan los líquidos cadavéricos. Las altas temperaturas y la fuerte ventilación favorecen este proceso. Se desecan las mucosas, se producen fenómenos oculares, etc [1]

Livor mortis: se acumula la sangre en zonas de apoyo. A los 20-35 min aparecen las primeras manchas, a las 3-5h en el resto del cuerpo. A las 10-14h: se produce la máxima intensidad. Hasta pasadas 12h si se cambia la posición del cadáver se modifican las livideces, y entre las 12-24h no desaparecen las livideces, pero pueden aparecer nuevas.

Rigor mortis: los músculos se ponen rígidos por la coagulación de la miosina. Entre las 3-5h se inicia, a las 12h se produce la máxima rigidez y a las 36h desaparece.

Espasmo cadavérico: Ocurre antes del rigor mortis y determina la postura del cuerpo antes de morir.

FENÓMENOS CADAVÉRICOS TARDÍOS
Los fenómenos cadavéricos tardíos se dividen en Autolisis y putrefacción.

La primera se define como el conjunto de procesos fermentativos anaeróbicos que ocurren en el interior de la célula por acción de las enzimas celulares, sin acción bacteriana, mientras que la putrefacción se define como la fermentación pútrida de origen bacteriano
que tiene origen en la zona externa como pueden ser los órganos respiratorios o en la zona interna como puede ser el intestino.

El proceso de putrefacción transcurre por distintas fases; la fase cromática, que se inicia con una mancha verde en la fosa iliaca derecha transcurridas 24-36h hasta que se transforma en una mancha pardonegruzca y su duración es de días. Después se encuentra la fase enfisematosa, se producen gases y el cadáver se hincha, suele ocurrir a las 48h del fallecimiento y dura unas 2 semanas. A continuación, se produce la licuefacción, el tejido blando se licua, se reblandecen los órganos (próstata y útero resisten más), se produce la perdida de gases y tiene una duración de entre 8 y 10 meses.

La última fase, también llamado reducción esquelética se caracteriza por la desaparición de las partes blandas y tiene una duración de entre 2 y 5 años, y unos 50 años para que suceda la pulverización.
El proceso de la putrefacción se puede ver afectado por distintos fenómenos, éstos pueden ser individuales (constitución física y edad), patológicos (putrefacción rápida y putrefacción lenta), o ambientales (humedad, frio, aire, etc) sin embargo existen fenómenos que por el contrario conservan el cadáver. [2]

Estos fenómenos conservadores son, la momificación; este proceso produce la deshidratación de los tejidos y dura entre 1 y 12 meses (las zonas con climas secos, cálidos y con corrientes de aire favorecen este proceso).

Otro fenómeno conservador es la saponificación; este proceso consiste en un cambio químico de las grasas corporales que acaban convertidas en “jabón”; suele ocurrir en cadáveres que han estado sumergidos en agua y dura entre 3 y 12 meses. Otro método de conservación es la corificación, el cuerpo pasa a un estado en el cual la piel se asemeja al cuero, con un color gris amarillento y de consistencia blanda. Para ello es necesario incorporar al cadáver en una caja de zinc soldada; este proceso dura entre 1 y 2 años.

Por último, tenemos el proceso de la congelación; para ello es necesario que el cadáver se encuentre en un entorno con temperaturas de entre 0 y grados centígrados.

ENTOMOLOGIA CADAVÉRICA

La entomología cadavérica o forense se define como “el estudio de los insectos, de sus larvas y de las crisálidas que se encuentran en el cadáver. Su interés desde el punto de vista de la medicina legal radica en que permiten determinar de forma bastante aproximada  la fecha de la muerte, teniendo en cuenta las especies encontradas y su grado de evolución en relación con la época del año y las condiciones ambientales”. (clínica Universidad de Navarra )
Se estudia el Cuándo, el Cómo, y el Dónde. Dentro de las familias de insectos, cabe destacar a los dípteros o moscas que son los primeros en llegar al cadáver. Si se conoce el ciclo de vida de este grupo de insectos se puede determinar la edad del animal, la cual es proporcional a la data de la muerte.

OPERACIONES TANATOLÓGICAS
Las operaciones tanatológicas son un conjunto de procesos que se dividen en el levantamiento del cadáver, el examen externo y el examen interno:

LEVANTAMIENTO DEL CADÁVER
El levantamiento del cadáver se entiende por la diligencia judicial que tiene por objeto examinar el cadáver en el lugar de los hechos; ésta debe contar siempre con un médico forense. Existen fases para llevar a cabo dicho levantamiento: primero debe de protegerse el lugar de los hechos, se debe de observar el lugar y delimitarlo. Una vez delimitada la escena, se realiza una descripción del cadáver in situ y se procede a su traslado al respectivo anatómico forense. [3]

En este procedimiento participan la Comisión judicial, tanto juez instructor como el secretario, el perito forense y la policía judicial, toso ellos con el objetivo de precisar y evaluar las circunstancias en que se encontró el cadáver, para su posterior traslado al Instituto de Medicina Legal donde se realizaran los estudios forenses y la investigación policial.

EXAMEN EXTERNO DEL CADÁVER
Este proceso se centra en la inspección detallada del cadáver antes de proceder al examen interno. Dicho inspección debe centrarse en los signos relativos a la identificación del cadáver (edad, talla, sexo, ropa, objetos personales, color de pelo…), en los signos relativos a la data de la muerte (enfriamiento, rigidez, deshidratación, livideces, putrefacción), además de en los signos relativos a la causa de la muerte (lesiones traumáticas, desnutrición…), también en los signos relativos al medio donde estaba el cadáver (momificación, saponificación…) y por último en los signos relativos a las circunstancias de los hechos (estado de orificios corporales (ano, boca…), señales de inmovilización, arrancamiento…).[4]

EXAMEN INTERNO DEL CADÁVER
El examen interno del cadáver constituye el último proceso dentro de las operaciones tanatológicas. Consiste en la apertura del cadáver y debe hacerse en el siguiente orden:

  • 1. Columna vertebral (ocasionalmente)
  • 2. Cráneo
  • 3. Cuello
  • 4. Tórax
  • 5. Abdomen
  • 6. Aparato genitourinario
  • 7. Extremidades

 

Gema Simon Alberola

Criminóloga

Referencias

  1. Amores, A. (s.f.). Eserp Bussines School . Medicina Legal y forense .
  2. Clinica Universidad de Navarra . (s.f.). Diccionario médico .
  3. Real Academia Española . (s.f.).
  4. Vega, O. A. (2018). Fenómenos cadavéricos destructores.