La base logística del Ejército para el futuro

La base logística del Ejército para el futuro

RESUMEN

El Ejército de Tierra ha apostado por una logística de futuro, en la que los parques actuales del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE) estarán agrupados. De este modo, podrán homogeneizar sus procedimientos.

Córdoba es el lugar elegido para implantar la nueva Base Logística “General Varela”, que creará 1.600 puestos de trabajos de forma directa. Se trata de un macroproyecto que se encargará del abastecimiento y mantenimiento de todos los sistemas de armas terrestres. Para ello utilizará la tecnología más puntera e incluso la inteligencia artificial.

Las administraciones involucradas ya han dado los primeros pasos para que, según las previsiones, en 2026 la Base Logística del Ejército de Tierra en Córdoba sea una realidad.

Palabras clave
 Base Logística, Córdoba, Ejército de Tierra, modernización, empleo.

 

La firma del convenio

La nueva Base Logística del Ejército de Tierra, que se instalará en Córdoba, pretende lograr una mayor modernización, eficacia y seguridad, a través de un proyecto pionero que se acerca al futuro y favorecerá la creación de empleo, tanto de forma directa como indirecta.

Precisamente, ese fue uno de los principales motivos por el que muchas ciudades se destacaron como candidatas para albergar estas instalaciones. En los tiempos que corren, 1.600 puestos de trabajo directos (Gobierno de España, 2021) y 350 millones de euros de inversión es un aliciente para cualquier territorio. No obstante, finalmente, la ciudad andaluza ha sido la elegida y la Base se ubicará en los terrenos del polígono “La Rinconada”.

El proyecto avanza viento en popa. La ministra de Defensa, Margarita Robles, acaba de firmar, el 17 de septiembre, el protocolo general de actuación, junto con el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y el alcalde de la ciudad, José María Bellido.

Del mismo modo,  también se procedió a la firma de otro convenio por el que la Junta y el Consistorio han puesto a disposición del Ministerio de Defensa los terrenos en los que se ubicará la macrobase.

Con todo ello, y la colaboración entre administraciones, se materializa el proyecto, y se da luz verde para que la Base Logística sea cuanto antes una realidad.

Una base centralizada

El Ejército de Tierra, actualmente, dispone de un total de doce parques pertenecientes al Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), la mayoría de ellos ubicados en Madrid, y cuatro en el resto del territorio nacional. Con, aproximadamente, 2.000 personas trabajando (Vercher, 2021), entre civiles y militares, se encargan del sostenimiento, abastecimiento y mantenimiento del material que se emplea en el Ejército. Sin embargo, al encontrarse en diferentes ubicaciones, se establecen procedimientos de trabajo poco homogéneos, a pesar de las distintas especializaciones.

Por este motivo, se creó el Plan de Concentración de Órganos Logísticos Centrales del Ejército (COLCE), con el objetivo de buscar una solución a este problema existente. No obstante, el proyecto era ambicioso y el alto coste económico de la iniciativa ha sido una de las mayores dificultes que se han tenido que afrontar.

A pesar de todo, la iniciativa avanza y se pretende que todos los centros logísticos actuales estén centralizados en el mismo lugar.  Todo ello a excepción del Centro de Mantenimiento de Helicópteros, que se mantendrá en Colmenar Viejo, en Madrid, donde se ubica el Cuartel General de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra y la Academia de Aviación del Ejército de Tierra.

La centralización de todos los parques existentes en Córdoba permite una optimización de los recursos, mayor eficiencia y utilizar procedimientos compartidos. Además, dotará a la Base de instalaciones pioneras con la última tecnología.

La ubicación

El propio de la Base Logística del Ejército de Tierra en Córdoba se presentó a Defensa incluía tres posibles ubicaciones. Éstas son “El Higuerón”, donde se encuentra el Parque y Centro de Vehículos Ruedas nº 2; el polígono “La Rinconada”; y “La Carlota”, fuera de la capital cordobesa.

Aunque no se barajaba como la opción principal, el Ministerio de Defensa ha optado, finalmente, por “La Rinconada”. Este espacio dispone de una superficie de partida de 192 hectáreas.

Entre las claves principales para su elección destaca que no será necesaria la expropiación de terrenos. Además, se encuentra cerca de la autovía A-4 y de otras vías de comunicación que permitirán una buena accesibilidad. También dispone de los servicios básicos de abastecimiento de agua y saneamiento, así como suministro eléctrico.

La cesión de los terrenos se ha realizado por un mínimo de 75 años (López, 2021). Además, antes del 17 de octubre, se creará una Comisión Paritaria de Seguimiento, integrada por seis miembros,  en representación del Ministerio de Defensa,  la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, a partes iguales. Su misión será la de realizar el seguimiento, vigilar e interpretar lo que estipula el convenio.

Una base inteligente

El proyecto se centra en una base inteligente de grandes dimensiones, que supondrá un importante salto tecnológico, con respecto al modelo actual. De hecho, se contempla ya la posibilidad de utilizar tecnología que aún no se ha desarrollado, lo que explica la apuesta de futuro de la iniciativa. El planteamiento incluye términos como robótica, inteligencia artificial y ciberseguridad. De este modo, se busca fomentar los sistemas autónomos y su integración en un almacén robotizado, así como la centralización de datos y la implementación de algoritmos  de inteligencia artificial. Todo ello permitirá optimizar la actividad y facilitar la toma de decisiones.

Los pilares de la Base Logística

El proyecto se asienta sobre diferentes pilares, que incluyen el elemento humano, infraestructuras y tecnología y sistemas de información.

La Base será responsable del apoyo logístico en su escalón más elevado, dentro de las funciones de abastecimiento y mantenimiento de todos los sistemas de armas terrestres. Además, podría servir también de utilidad para el resto de unidades de las Fuerzas Armadas y, también, para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, u organismos internacionales como la OTAN o la Unión Europea.

De hecho ya se producen colaboraciones logísticas con Policía Nacional, Guardia Civil, la Armada o el Ejército del Aire.

Dentro de los espacios logísticos albergará centros de abastecimiento, de mantenimiento de sistemas de armas terrestres, centro de ensayo calibración y análisis y de mantenimiento de software.

Instalaciones de la Base Logística

La estructura de la Base incluye una zona de mando y control, en la que estará ubicado el Cuartel General, el Centro de Operaciones y el Centro de Comunicaciones. Todo ello dará soporte al Centro de Abastecimiento, al Centro de Mantenimiento de Sistemas de Armas Terrestres, al Centro de Ensayos Calibración y Análisis y al Centro de Mantenimiento del Software.

Además dispondrá de una pista de pruebas, otra zona de diagnosis y de inspección técnica de vehículos y una galería de tiro subterráneo. Por su parte, en la zona de vida tendrá un centro de educación infantil, instalaciones deportivas, alojamientos y un área de servicios.

También habrá una planta de energía renovable, un punto de gestión de residuos y un museo.

Ejército, empresas y universidades

El proyecto de la nueva Base Logística pretende implicar al Ejército con empresas y universidades. Con este objetivo, el MALE ha ido desarrollando diferentes foros que han servido de encuentro entre todos los actores y para favorecer el intercambio de ideas entre ellos.

En marzo se realizó un primer taller, en Madrid, centrado en el “Proyecto Tecnológico de la Base Logística”. Expertos militares y civiles expusieron sus ideas sobre conceptos como la fabricación aditiva, la realidad aumentada, la realidad virtual, los sistemas de transporte autónomos o el almacenamiento automático. (Renuncio, 2021)

A este le siguió otro, celebrado en junio, en las instalaciones de la Universidad de Córdoba, y que versó sobre la “Arquitectura tecnológica de la  Base Logística”. En este caso, el Jefe de Estado Mayor del Ejército, general de ejército Francisco J. Varela, insistió en la importancia del contenido y lo que implicará la nueva Base, por encima del propio proyecto físico. (Pulido, 2021).

Involucrar a todos los actores es crucial, ya que, una vez finalizada su ejecución, el objetivo es hacer de ella un referente a nivel nacional y europeo, más allá del ámbito estrictamente militar.

La piedra angular: el personal

La Base acogerá aproximadamente a 1.600 personas, entre civiles y militares. Los mismos esfuerzos que se han puesto en la modernización y la apuesta de futuro, se han trasladado a la seguridad del personal. También albergará áreas de alojamiento, servicios, instalaciones deportivas, un centro de educación infantil, áreas de servicios y un museo.

Además, se ha establecido un compromiso firme con el cuidado y la preservación del medio ambiente y dispondrá de una planta de energías renovables y un punto limpio de gestión de residuos.

Los plazos de ejecución

El objetivo es que la nueva Base Logística del Ejército sea una realidad en 2026. De hecho, a finales de este mismo año, se podría abrir la fase de licitación, que abarcaría hasta finales de 2024.

La primera fase consistió en el diseño conceptual y se ha desarrollado entre 2017 y 2021. Actualmente, y durante todo 2022, se ejecuta el diseño en detalle de todo el proyecto.

Por su parte, la ejecución podría comenzar el próximo año y la Base Logística estaría concluida a comienzos de 2026, cuando podría empezar ya a operar.

Conclusiones

  • Tras la firma del Protocolo General de Actuación y el convenio para la cesión del suelo, el proyecto de la nueva Base Logística del Ejército se materializa y sigue los plazos marcados para iniciar las operaciones en 2026.
  • La colaboración entre administraciones ha sido fundamental para impulsar este proyecto ambicioso que involucra al Ejército, al ámbito empresarial y las universidades.
  • La Base Logística del Ejército de Tierra en Córdoba pretende convertirse en un referente en el sur de Europa, más allá de las Fuerzas Armadas, y prestar apoyos a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado u organismos internacionales.
  • La tecnología es fundamental en la arquitectura de este proyecto, se pretenden implementar los avances más novedosos y se contempla la posibilidad de abrir la puerta a otros que vengan en el futuro.
  • Los talleres impulsados por el MALE avanzan en la teorización y el contenido de lo que será la Base del futuro.
  • El proyecto no descuida la importancia del personal y recoge importantes infraestructuras, zonas de ocio y conciliación familiar para los militares.

Felipe Pulido Esteban

Licenciado en Periodismo

Diplomado en Altos Estudios de la Defensa Nacional

Bibliografía

  • Gobierno de España. (17 de Septiemnre de 2021). La Moncloa. Obtenido de https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/defensa/Paginas/2021/170921-logistica-cordoba.aspx
  • López, C. (28 de Septiembre de 2021). El Día de Córdoba. Obtenido de https://www.eldiadecordoba.es/cordoba/rinconada-defensa-anos-desarrollo-base-logistica-cordoba_0_1615039249.html
  • Pulido, F. (Julio de 2021). En los cimientos de la Base Logística. Tierra, pág. 7.
  • Renuncio, M. (Abril de 2021). Una arquitectura tecnológica para la Base Logística. Tierra, pág. 5.
  • Vercher, A. (Marzo de 2021). Una base inteligente. Tierra, pág. 5.
  • Hernández, J. J. (s.f.). Sec2crime. Obtenido de https://www.sec2crime.com/2021/06/14/composicion-estructura-y-mision-de-nuestras-fuerzas armadas/