El blanqueo y la financiación del terrorismo

El blanqueo y la financiación del terrorismo

Introducción

A día de hoy, se ha hablado mucho del blanqueo de capitales por un lado, o de la financiación del terrorismo por otro, pero poco de la relación que existe entre ambasLa vinculación entre el blanqueo y la financiación del terrorismo es que la gran fuente de financiación de los grupos terroristas son los porcentajes de beneficios de los negocios que tienen y/o poseen, así como de las aportaciones gratuitas y del dinero proveniente del blanqueo de capitales.

Palabras clave: blanqueo de capitales, financiación del terrorismo, organización terrorista

La financiación y el blanqueo

Tal y como explica Covadonga Mallada: “la principal herramienta que tienen los Estados para poder luchar contra el terrorismo es bloquear las fuentes de financiación de los mismos (…) y por ello existe una conciencia clara en los legisladores nacionales, europeos e internacionales de la necesidad de controlar los flujos internacionales de capitales, para impedir la financiación de actividades terroristas”.

O, dicho de otra manera, tal y como expresa el Tesoro Público: “La política de prevención del blanqueo de capitales está presente (….) como reacción a la preocupación ante la criminalidad financiera, derivada, entre otras, del tráfico de drogas, el terrorismo o la delincuencia organizada”. 

Como se puede apreciar existe una relación directa entre ambas circunstancias, y por ello suelen ir parejas una de la otra, estrechando el cerco del análisis y control entre ambas.

Esta idea proliferó sobre todo a partir del atentado del 11S, tras el cual, los Estados Miembros de las Naciones Unidas dejaron muy claro la relación entre el terrorismo, la delincuencia organizada transnacional, el narcotráfico y el blanqueo

Modus

El terrorismo tiene diversas formas de ser financiado, tanto legales como ilegales. En su momento ya se habló de cuáles son las maneras más comunes de uso de blanqueo de capitales en las mafias (artículo en Sec2crime de Verónica Pérez «Las mafias y el blanqueo»).

En él se mencionaban algunas de las más típicas formas de hacerlo como pueden ser las instituciones bancarias, la compraventa de bienes muebles e inmuebles, los casinos, la compra de obras de arte, etc.

Si algo destaca en las organizaciones terroristas es el hecho de que cuentan con personas de confianza que tienen o adquieren la formación financiera y comercial más adecuada para gestionar la contabilidad del grupo.

El petróleo

El petróleo es una forma de financiación del terrorismo o de las organizaciones criminales que mueve miles de millones alrededor de todo el mundo, destacando enclaves muy importantes como Irak y Siria.

En 2015, el DAESH (que es una transliteración de las Siglas ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria), obtuvo su mayor importe económico llegando a los 2.000 millones de dólares y todo ello debido al negocio del petróleo.

Otros

Pero el petróleo no es la única manera, también existen otras como las donaciones privadas, en muchas ocasiones de empresas, y también de actividades ilegales como el atraco a bancos (en 2014 el IS obtuvo 400 millones de dólares americanos del Banco Central de Mosul, Irak).

En 2017 el Banco Rahji Bank, en Arabia Saudí, se dio a conocer porque estuvo financiando el terrorismo y muchos de sus clientes estaban relacionados con diversos grupos terroristas.

Otro ejemplo también es el de la entidad benéfica AI-Haramain Islamic Foundation, la cual ha enviado fondos directamente a grupos terroristas.

Por otro lado, también están las donaciones obtenidas de las ONG o incluso de los impuestos extras que ponen a negocios y personas: “tasas de hasta un 50% sobre los salarios de los trabajadores de las zonas que tienen bajo su control, e impone tarifas a quien pretende transportar bienes, moverse de una región a otra o demanda determinados servicios”.

La gran mayoría de esas donaciones proceden sobre todo del Golfo Pérsico, en particular del emirato de Qatar. La idea es entregar una “zaqat” (una limosna obligatoria) la cual una parte se destina a ayudar a los pobres y la otra va dirigida al Estado Islámico.

El grupo terrorista de Al Qaeda, pasó de recibir dinero de donaciones de los ciudadanos y de Osama bin Laden, a recibirlas de organizaciones benéficas, robos en bancos, narcotráfico y de la captura de rehenes.

Como última novedad a destacar, con las nuevas tecnologías, no hay que olvidarse de las criptomonedas. En 2016, ITMC fue la primera organización en publicar una campaña de financiación mediante donaciones a través de las criptomonedas. Y en 2019, las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam (AQB) fueron las primeras en llegar a tener su propia billetera privada de Bitcoin donde recibir las donaciones y transferencias de Bitcoin.

Intereses

Los intereses que promueven la existencia de estas organizaciones terroristas son prácticamente el político, el religioso, y el ideológico.

Véase, por ejemplo, el caso de ETA (Euskadi Ta Askatasuna), en España, que se autoproclamó independentista y su objetivo era independizarse de España a toda costa.

O el caso del terrorismo en el Sahel, que es “es una relación bilateral entre los fanáticos y Dios, en la que no cabe posibilidad de diálogo o entendimiento, solo el establecimiento de la demanda”.

Finalidad

La mayor finalidad de todo ello es sufragar sus propias operaciones terroristas, pero no es la única razón, también existen los gastos propios de la organización para mantenerse viva (comida, bebida, viajes, eventos, etc), ya que sin esos gastos necesarios no les sería posible continuar con la actividad delictiva.

También tienen la necesidad de sufragarse económicamente para obtener armas, explosivos, y todo el material necesario para poder llevar a cabo sus actividades.

Conclusión

Por todo ello y hasta el día de hoy, las normas que se crean se hacen de manera conjunta, abarcando ambos ámbitos debido sobre todo a la fuerte vinculación entre el blanqueo y la financiación del terrorismo. 

En definitiva, esto favorece una mejora en el control de estas actividades y un aumento en la efectividad de las normas a la hora de poder detener con más efectividad a este tipo de grupos criminales y sus actividades ilícitas.