Implicaciones y posibles réplicas de la situación de Afganistán para el continente africano

Implicaciones y posibles réplicas de la situación de Afganistán para el continente africano

Resumen

En las últimas semanas parecen haberse puesto todos los focos en la delicada situación de Afganistán a causa de la llegada y toma de poder por parte de los Talibán. Sin embargo, el hecho de vivir en un mundo completamente globalizado nos lleva a pensar que esta situación puede tener efectos en zonas muy dispares del mundo, pudiendo incluso aumentar la posibilidad de réplicas en otros territorios inestables. Preocupa especialmente la situación de África occidental, donde las regiones del sahel y del magreb son críticas. ¿Cuáles son las posibles Implicaciones de la situación de Afganistán para África?.

Palabras clave

Terrorismo, Afganistán, África, Talibán

Implicaciones de la situación de Afganistán para África ¿Existe relación?

A la hora de analizar la situación de países como Afganistán es fundamental realizarlo de en profundidad, no dando circunstancias por hechas o por sabidas, debido a que la delicada situación que tanto este país como muchos otros atraviesan no tienen una sencilla y rápida solución.

Cada país cuenta con sus especiales idiosincrasias, donde todo; cultura, economía, política o incluso la religión tienen un papel importante a la hora de entenderlo. Sin embargo, vivimos en una sociedad globalizada, donde todo está conectado, incluso cuando no somos capaces de vislumbrar estas conexiones, pero están ahí. En el caso del terrorismo no iba a ser menos.

En las últimas fechas se han producido multitud de manifestaciones acerca de como es realmente posible que en pleno 2021 los Talibán sean capaces de hacerse con el control de un país, más si cabe al tratarse de un territorio en el que supuestamente el ejército más poderoso del mundo tenía presencia como es el de Estados Unidos. Y son muchas las respuestas que se podrían argumentar con sentido sin duda, pero una de ellas resulta especialmente evidente, y es que a Estados Unidos le ha dejado de interesar su presencia en el territorio afgano al considerar que le trae más perjuicios que beneficios. Ahora bien, ¿Qué puede suponer esto para el resto de los países en situaciones de contextos convulsos?

La situación de Afganistán ha roto la rutina que se venía observando en los últimos meses, donde las miradas se iban centrando cada vez más en el continente africano, y es que no hay que olvidar que son muchas las voces que advierten de que el terrorismo está trasladándose desde Oriente hasta África.

No hay que obviar en este punto, que la retirada de tropas americanas de Afganistán lleva siendo avisada por el propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, varios meses, habiéndose fijado en un primer momento el próximo 11 de septiembre, aunque finalmente se adelantó. Esta retirada parece anunciar el fin de la Guerra Global Contra el Terrorismo (GWTO) iniciada hace más de dos décadas por parte de Occidente.[1]

Como ya hemos comentado, la gran mayoría de los expertos establecen el continente africano como el nuevo tablero en el que se jugara la batalla del terrorismo en los próximos años. Prueba de esto son las palabras del general Stephen Townsend, jefe del Comando de Estados Unidos para África: “no se está haciendo bien el trabajo, ISIS y Al Qaeda están en marcha”.[2]

Posibles réplicas

Llegados a este punto, la pregunta se hace sola, ¿es posible que lo acontecido en Afganistán provoque que grupos terroristas de otras zonas se vean alentados a actuar de igual manera?, ¿supondrá esto un antes y un después en el intento de estabilización de un país por parte de fuerzas extranjeras?, ¿Se extenderá el fracaso de Afganistán a África?

La prueba más fehaciente de la gran posibilidad de réplicas en otros países es la gran preocupación mostrada por parte de algunos dirigentes internacionales, como son los casos de Kenia o la India, siendo especialmente críticos con la actuación global contra el terrorismo hasta la actualidad.

Kenia no tiene dudas de que la victoria de los Talibán puede tener efectos muy significativos en el continente africano en palabras del Dr. Kimani: “Como demuestran los acontecimientos en curso que conducen a la toma del Afganistán por los talibanes, el Consejo debería preocuparse por la posibilidad de que inspiren tácticas de imitación dentro de la región y a nivel internacional por parte de otros grupos ideológicos con consecuencias nefastas a largo plazo”.[3]

En el pasado Kenia intento que las Naciones Unidas hicieran uso de la Resolución 1267 que prohibiría la entrega de ayuda humanitaria a las zonas controladas por Al Shabaab, extensible a otros grupos terroristas, sin embargo, conto con la oposición de Estados Unidos y Reino Unido.

“El Consejo de Seguridad debe estar listo para utilizar todo el efecto de la Resolución “A pesar del hecho de que todo el mundo sabe que el grupo es un afiliado comprometido de Al-Qaeda, el rechazo de nuestra solicitud daña la credibilidad del régimen de 1267 y socava la arquitectura mundial de lucha contra el terrorismo que fue establecida por este Consejo tras los ataques del 9/11”. Dr Kimani.[4]

India por su parte ataca la falta de contundencia a la hora de actuar contra determinados grupos terroristas, alegando que los mismos talibanes que hoy se levantan en Afganistán fueron sancionados por albergar terroristas, sin que hubiera consecuencias de más envergadura para estos. El hecho de que el grupo Haqqani que lidera a los Talibán se encuentra proscrito no hace sino ponerles más nerviosos y crear más incertidumbre de cara al futuro próximo.

En palabras del ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de India, el Dr Subrahmanyam Jaishankar; “Ya sea en Afganistán o contra la India, grupos como Lashkar-e-Toiba y Jaish-e-Mohammed siguen operando con impunidad y aliento. Por lo tanto, es vital que este Consejo no adopte una visión selectiva, táctica o incluso complaciente de los problemas que enfrentamos. Nunca debemos tolerar santuarios para los terroristas ni pasar por alto el aumento de sus recursos”.[5]

La preocupación de estos países, los cuales sufren un grave problema de terrorismo transfronterizo, ante una réplica de lo sucedido en otros territorios se asienta en la preocupación por parte de la oficina del Secretario General de las Naciones Unidas de hace tan solo unas semanas. En este informe se advierte de la rápida y preocupante expansión del grupo ISIS, así como otros grupos terroristas por África.

Por último, es necesario remarcar una circunstancia, y es que el gobierno de Estados Unidos ha retirado en los últimos años numerosas tropas del continente africano, al igual que acaba de hacer en Afganistán. ¿Esta retirada de tropas del continente africano puede dar lugar a acontecimientos similares a los acaecidos en los últimos días en el país afgano?

Si bien nos encontramos en los primeros días de control talibán sobre Afganistán y quizás es prematuro aventurarse a las posibles implicaciones que esto puede tener en otros países, no es arriesgado decir que el peligro es real, y que la experiencia nos dice que la globalidad del fenómeno puedo provocar replicas en otros puntos, lo que supondría una alteración en la seguridad internacional a corto, medio y largo plazo.

Jairo Sánchez Gómez

Coordinador del área de Criminología de Sec2Crime

Analista de terrorismo internacional

REFERENCIAS bibliográficas

[1] Hal Brands (14 de abril de 2021): “The war on terrorism isn’t over – it’s moved to Africa”, American Enterprise Institute. Disponible en: The war on terrorism isn’t over — it’s moved to Africa | American Enterprise Institute – AEI

[2] Willie (20 de junio de 2020): “Top US general in Africa: ‘Wildfire of terrorism’ on march here”, militaryveteransofdisqus. Disponible en: Top US general in Africa: ‘Wildfire of terrorism’ on march here – Military Veterans of Disqus

[3] Mutambo Aggrey (24 de agosto de 2021): Kenya, India Call for End to Counter-Terrorism ‘Hypocrisy, All Africa. Disponible en: Kenya, India Call for End to Counter-Terrorism ‘Hypocrisy – allAfrica.com

[4] Ibid.

[5] Ibid.