Seguridad en las carreteras

Seguridad en las carreteras

España es uno de los países con mayor concienciación entre sus ciudadanos en relación con la seguridad vial. Constantemente encontramos campañas de publicidad presentadas por el Ministerio del Interior en distintos medios de comunicación. ¿Cómo ha evolucionado la seguridad en carreteras? La criminología vial contiene algunas de las respuestas para reducir el riesgo de accidentes de tráfico.

Palabras clave: criminología vial; medios de comunicación; seguridad; riesgo; accidentes de tráfico.

Los accidentes de tráfico son un problema global que hay que solventar. Las defunciones constan como la octava causa mundial de muerte, sobre todo para gente joven. La evolución de las sociedades, en constante cambio, han provocado que se crean nuevas necesidades entre los ciudadanos; y entre ellos se encuentra el desplazamiento por carretera.

En 1900 se aprobó en España el Reglamento para el Servicio de Coches Automóviles por las diferentes Carreteras del Estado. En él se incluía las necesidades básicas con las que debía contar el automóvil si quería circular por carreteras: bocina, faroles, indicadores lumínicos y dos sistemas de freno. Además de limitar la velocidad según las distintas vías.

En relación con la regulación de las señales de tráfico, no llegaría a España hasta 1968. Se realizó en la convención de Viena, participando 65 países de diferentes continentes para unificar los diseños de dichas señales.

Durante la primera década del siglo XXI, España tomó medidas urgentes para reducir las tasas de accidentes en sus vías. Los resultados mostraron que los siniestros se redujeron hasta un 31%. Los países que lo siguieron fueron los Estados Unidos y dentro de los europeos, Francia y Suecia.

El pasado año, la pandemia provocó restricciones de movilidad y entre ellos también se incluía en las carreteras. Aun así, la Dirección General de Tráfico (DGT), afirmó que este mismo hecho provocó que los pocos conductores que se encontraban en las vías se sintieran más relajados e infringieran algunas de las normativas viales, como no abrocharse correctamente el cinturón o exceder el límite de velocidad.

Este año 2021, el Ministerio del Interior ha presentado la nueva campaña elaborada por  la Dirección General de Tráfico que vela por la seguridad en los desplazamientos y por la concienciación del uso correcto de comportamiento al volante.

SEGURIDAD VIAL EN EL MUNDO

La Unión Europea continúa empleando medidas para seguir reduciendo los accidentes de tráfico, clasificándose como el continente con mayor nivel de seguridad vial. España se sitúa en cuarta posición, y por delante, Suecia, Malta y Dinamarca.

Además de ello también han propuesto una Iniciativa de Movilidad Urbana Transformativa. Consiste en que países de la Unión Europea desarrollen sistemas de transporte urbano seguros y adaptados a las grandes ciudades.

Fuera del continente europeo, América del Sur pretende tomar las mismas medidas, pero carece de recursos tales como un sistema efectivo de recogida de datos, una institución consolidada, auditorías constantes, entre otros, que dificultan que se cumplan los objetivos planteados. En cambio, en Norteamérica, el National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) es quien se ocupa de reducir el número de muertos y lesionados por accidentes de tráfico.   

Dentro del continente asiático, el pasado año 2020 empezó a estar disponible la web del Observatorio de Seguridad Vial, concretamente en Asia Pacífico (APRSO). Se trata de un foro regional donde constan las políticas, los datos y las prácticas de seguridad vial para poder garantizar la protección en carreteras de los usuarios. Para ello contó con el apoyo de numerosas organizaciones, como el Foro Internacional de Transportes, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), así como el Banco Mundial o el Banco Asiático del Desarrollo.

En el continente africano, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), junto a la Fundación Prudence y la Fundación Didier Drogba se unieron para crear la campaña SAFE STEPS Road Safety África. Se trata de un programa que hace uso de varias plataformas para concienciar a los usuarios de carreteras proporcionando información clara y simple. El motivo principal es que África tiene altas tasas de mortalidad comparadas con el resto del mundo. Con la campaña se pretende reducir riesgos y que los usuarios respeten las reglas básicas de seguridad vial.

Finalmente en Oceanía, donde principalmente Australia toma iniciativas en relación con impacto que tiene en las víctimas los accidentes de tránsito y en la creación de cortinas de agua convertidas en señal de tráfico (Softstop Barrier System) que ayudan a los conductores a tener mayor visión en la calzada.  El objetivo principal del mismo es que impacte visualmente para reducir el riesgo de accidente. Todo ello gracias al International Road Assessment Programme (iRAP), quien se encarga de llevar a cabo estudios sobre la seguridad en las carreteras.

PRINCIPALES VÍCTIMAS

Los mayores perjudicados en los accidentes de tráfico son los usuarios de la vía pública, tales como los peatones, ciclistas y motociclistas. Todos ellos representan casi la mitad de las víctimas mortales.

Según un estudio del Global Status Report on Road Safety (GSRRS), el 90% de accidentes de tráfico con víctimas mortales, se encuentran países con bajos ingresos y medianos. De todos ellos, el 62% se producen en países con mayor magnitud, como India, China, Estados Unidos, Rusia o Brasil.

En territorio español, el 75% de muertos en carreteras fueron dentro de las convencionales. El 46% fueron salidas de vía, el 27% por altas tasas de alcohol en sangre y el 33% por distracciones como el uso del teléfono móvil.

CRIMINOLOGÍA VIAL

¿Qué papel guarda la criminología dentro de la seguridad en carreteras? La criminología vial es la especialización encargada de velar por la seguridad y reducir los riesgos de accidentes de tráfico.

Los criminólogos distinguimos siniestros de accidentes. Los primeros estarían relacionados con una situación donde los conductores no pueden controlar el entorno, como sería el estado de la vía, mientras que en los siniestros sí, un exceso de velocidad.

Quienes trabajan dentro de esta área se encargan de analizar el comportamiento de los conductores, peatones y resto de víctimas para así tratar de evitar riesgos y aportar soluciones a los delitos que se producen.

Después de recopilar y analizar los datos, para los criminólogos nos es más fácil tomar medidas preventivas. Crear políticas públicas que cambien el diseño de intervenciones, así como tener en cuenta el entorno donde los accidentes se producen.

Para ello se hace uso de mapas del crimen, donde se van anotando los lugares donde existe un mayor riesgo o se cometen las infracciones.

Por tanto, el objetivo principal es intervenir en la siniestralidad vial desde una perspectiva criminológica, preventiva, como de las víctimas y los conductores.

En Sec2Crime tenéis disponible el artículo de mi compañera Kateryna Andriana Ivashkiv, Modus operandi: el método pincha-ruedas, donde explica un mecanismo creado para extraer objetos valiosos del interior de vehículo sin que se percate el conductor o conductora. Os animo a que cliquéis en el enlace y descubráis más sobre ello.

Anaïs Iglesias Pérez – Graduada en Criminología

Bibliografía: