Los campamentos de refugiados del Daesh: Potenciales detonantes

Los campamentos de refugiados del Daesh: Potenciales detonantes

Resumen

El 23 de marzo de 2019, las fuerzas kurdas y el gobierno de los Estados Unidos declararon la eliminación por completo de los últimos puntos militares que el autoproclamado Estado Islámico había constituido desde 2014 en el territorio sirio-iraquí.

Con la caída de este, las fuerzas internacionales retiraron a todo individuo que se encontraba con vida dentro de este territorio: hombres combatientes extranjeros, quienes fueron encarcelados en las diferentes prisiones de la región y mujeres y niños de diferentes partes del mundo, los cuales fueron enviados a los campamentos de refugiados.

A día de hoy, estos espacios que alojan a los últimos eslabones del Daesh, se presentan como uno de los asuntos más complejos que tiene que abordar la comunidad internacional. La repatriación, la presencia de la ideología extremista radical y las condiciones sanitarias e inhumanas que atraviesan estos individuos, hacen de este lugar, un terreno fértil para el desarrollo de procesos de radicalización colectivos exitosos.

PALABRAS CLAVE

Al-Hol, Al-Roj, radicalización, repatriación, campamentos de refugiados, Daesh

Al-Hol y al-Roj

Con la desarticulación de los últimos puestos de combate del Daesh, las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG por sus siglas en inglés) evacuaron a las mujeres y niños que se encontraban en estos puntos geográficos, llevándolos a los principales campamentos de refugiados en Siria: Al-Hol y al- Roj.

El primero, ubicado al noroeste de Raqqa en Siria cerca de la frontera con Irak, alberga a diferentes mujeres y niños de diversas nacionalidades que fueron desplazados del autoproclamado Estado Islámico en el territorio sirio-iraquí. [1] Actualmente, es el campamento con mayor número de refugiados que dejó la organización terrorista, alcanzando alrededor de 70.000 personas hasta 2019. [2] Este se encuentra organizado por secciones dependiendo de la región de procedencia de cada uno de sus habitantes. Por un lado, aquellas mujeres y niños de la región de Siria e Irak y por el otro, las que llegaron al Califato desde el extranjero, principalmente desde Europa. [3]

En este campo, las mujeres de los combatientes del Daesh y sus niños conviven en tiendas de campaña que son proporcionadas por las principales organizaciones internacionales de apoyo hacia las víctimas de conflictos bélicos como este. [4] Allí, los escasos recursos de higiene, agua y alimentos llegan a través de los envíos internacionales que facilitan estas entidades y son distribuidos en el mercado de comercio que se estableció dentro del campamento. [5] [6] Sin embargo, estos no alcanzan a cumplir con las necesidades básicas de sus residentes, los cuales también se traducen en las diferentes infecciones y enfermedades donde los niños son las principales víctimas. [7]

Desde que estos individuos llegaron, los campos se encuentran controlados militarmente por las milicias kurdas. Tanto hombres como mujeres de dicha facción militar establecen las normas y la seguridad dentro de este territorio. [8] Estos a su vez, realizan controles rutinarios en las carpas de estas mujeres, verificando sus objetos y pertenencias con la finalidad de encontrar cualquier indicio que pueda afectar a la seguridad del campo. [9]

Al-Roj, es el otro de los campamentos que alojan a este tipo de refugiados y se ubica también cerca de al-Hol, al noroeste del país. Las condiciones sanitarias que este presenta son muy similares al campo anteriormente mencionado. No obstante, este se encuentra menos poblado y las tiendas de campaña están mejor equipadas, con artefactos modernos y electricidad. [10] Los últimos registros señalan que al-Roj no supera los 2.000 individuos alojándose dentro del campo y la mayoría fueron trasladadas desde Al-Hol para integrarse a este, realizándose una distribución casi proporcional para evitar la aglomeración de sus habitantes. 

La gran diferencia reside en el grado de extremismo y violencia que hay entre estos dos. Mientas al-Roj se presenta como una alternativa, el clima y la tensión presente en al-Hol dificulta el trabajo y la convivencia entre sus habitantes. De esta forma, la masificación es lo que marca la diferencia entre estos y se presenta como el principal problema. [11]

Al-Hol

Contexto internacional: La repatriación y la vuelta a casa

Todas las mujeres extranjeras que decidieron dejar sus países de residencia para encontrar una vida religiosa basada en los pilares de la organización, hoy se encuentran en una especie de limbo legal ya que las respectivas representaciones gubernamentales de sus países no las quieren de vuelta en su territorio. Algunas de ellas, se arrepienten de la decisión que habían tomado anteriormente de incorporarse al territorio controlado por el Daesh y aceptan que su estancia en estos campamentos forma parte de las grandes consecuencias que les trajo esta acción. Si bien las respuestas y declaraciones por parte de estas son variadas, lo que esta claro es que su participación en la organización y la voluntad de haber querido formar parte de la misma, aún permanecen como evidencia. [12]

La repatriación es el foco del asunto ya que varias de estas mujeres luchan por la posibilidad de volver a casa. No obstante, estas han sufrido por un proceso de radicalización que las llevó al desplazamiento hacia la zona de conflicto, lo que las convierte en una potencial amenaza para su país de origen. [13]

Hasta el momento, los gobiernos europeos no han logrado conseguir un acuerdo común frente a esta situación y solo algunos lo hacen a través de sus propias políticas nacionales que varían dependiendo de su posicionamiento político frente al asunto. La mayoría de estos renuncia ante la posibilidad de repatriar masivamente y traer mujeres y niños de vuelta a su hogar. Son pocos los gobiernos que han decido tomar un paso adelante. Países como Rusia, Arabia Saudita, Marruecos han recuperado a varias personas de los campamentos y recientemente Finlandia y Alemania se convirtieron en los primeros países de la Unión Europea en traerlos de vuelta. [14] [15] El gobierno español y francés por su parte se mantienen en la posición que estas personas no pueden ser repatriadas en bloque, sino que deben de ser enjuiciadas y analizadas caso por caso para entender su situación. [16]

Por otra parte, no se debe olvidar a los yihadistas extranjeros de diferentes nacionalidades que se encuentran encarcelados en las distintas prisiones de Siria e Iraq. Al igual que en los campos, las milicias kurdas custodian a estos presos del Daesh a la espera de las decisiones que sus respectivos gobiernos tomen sobre su situación. Pero el limbo legal también los afecta ya que las delegaciones no tienen claro que quieren hacer con ellos. [17]

Si bien existe un pequeño y tímido avance por parte de la comunidad internacional frente al asunto, Europa parece mantenerse bajo la misma postura y continúa aplazando su decisión final. El temor y la preocupación por parte de estos gobiernos de repatriar a estos individuos, explica la falta de planes para estas personas en cuanto a su reintegración social.

Los latentes procesos de radicalización colectivos

La constante exposición a la violencia, la desigualdad de condiciones y el sentimiento de frustración al que se encuentran sometidas, alimentan un latente proceso de radicalización en estas mujeres que perdieron a sus maridos combatiendo por el autoproclamado Estado Islámico. El hecho de no vislumbrar una solución a su situación actual, genera una perdida de esperanzas sobre su futuro y que a su vez incrementa el odio frente a quienes privatización su libertad sea cada vez más alto. [18]

Los argumentos en contra de Occidente, siguen presentes en la mayoría de las mujeres que se encuentran en estos campos. Varias, rechazan la posibilidad de conversar o mostrar su rostro frente a las cámaras de las diferentes cadenas internacionales, confirmándose que la ideología del odio y la violencia, aún permanece latente. La convicción de que aún podrán ser liberadas de la llamada opresión que se definen, alimentan su radicalización y el discurso violento que promovía la organización terrorista desde sus inicios. Tal es así, que en varios reportajes que se llevaron a cabo, las mujeres entrevistadas declaran que un nuevo Califato será instaurado y mejor que el anterior. [19]

Es importante destacar que no se trata de un proceso de radicalización individual, sino que son un grupo importante de personas que cada día continúan estimulando este conjunto de sentimientos y emociones negativas que forman parte del proceso de radicalización de cada una de ellas. Como ya se ha estudiado, la importancia de las influencias externas, específicamente, el fortalecimiento de relaciones sociales que refuerzan los vínculos ideológicos que comparten, hacen más efectivo y gradual el proceso. Por lo que a medida que pasen los días, meses y estas mujeres continúan expuestas a estas condiciones, llegará un punto en el cual la violencia será utilizada como la única vía posible para afirmar sus necesidades.

Al mismo tiempo, se trata de un espacio común en donde habita una única forma de pensamiento que se basa en el yihadismo y el hecho de que no estén en contacto con cualquier otra influencia externa que pueda cuestionar su ideología, hace que se retroalimente constantemente entre estas mujeres de diferentes rincones del mundo. Dada estas condiciones, hace que ambos campamentos se hayan convertido en un “califato” desplazado donde la ideología del grupo aún sigue presente y sean el caldo de cultivo para la educación de nuevos y futuros yihadistas.

También, se debe de tener en consideración a todos los chicos que se están criando bajo este entorno y que anteriormente se educaron bajo los pilares que la organización implantaba en la región. El único espacio educativo que han recibido en su infancia ha sido el que Daesh impartía en el Califato, basado exclusivamente en los fundamentos del ideario salafista yihadista, lo que hace que estos desconozcan los principios democráticos y la noción de libertad, igualdad y respeto. [20]

La ideología que estas mujeres habían adquirido en sus países de origen, no ha desaparecido con la eliminación completa de la infraestructura del Daesh. Su odio generalizado y gradual hacen que su rechazo frente a la comunidad internacional continúe justificando el mismo grado de violencia que promovían los lideres de esta organización en sus años de gran expansión territorial, bélica y mediática.

La situación de los campamentos de refugiados se presenta como un peligro latente que parece estar en sus etapas finales. Las condiciones humanas a las que se enfrentan estas personas como lo es la escasez de alimentos, agua potable, infecciones y otro tipo de enfermedades y la incógnita sobre que pueden hacer los gobiernos de sus respectivos países con ellos, hacen que el sentimiento de odio pueda ser incrementado.

Brian Blacher Ancis

Licenciado en Estudios Internacionales

Referencias bibliográficas

[1] Loveluck, L. & Mekhennet, S. (3 de Septiembre de 2019). At a sprawling tent camp in Syria, ISIS women impose a brutal rule. The Washington Post. Recuperado de  https://www.washingtonpost.com/world/at-a-sprawling-tent-camp-in-syria-isis-women-impose-a-brutal-rule/2019/09/03/3fcdfd14-c4ea-11e9-8bf7-cde2d9e09055_story.html

[2] OCHA. (2019). Syria: Humanitarian Response in Al Hol camp, Situation Report (No.5). Recuperado de  https://reliefweb.int/report/syrian-arab-republic/syria-humanitarian-response-al-hol-camp-situation-report-no-5-5-july

[3] De Azevedo, C. (2020). ISIS Resurgence in Al Hawl Camp and Human Smuggling Enterprises in Syria: Crime and Terror Convergence? Perspectives on Terrorism, 14(4), 43-63. Recuperado de https://www.jstor.org/stable/26927663  

[4] Lee, C. (6 de Marzo de 2019). La vida en Al Hol, Siria. Comité Internacional de la Cruz Roja. Recuperado de https://www.icrc.org/es/document/la-vida-en-al-hol

[5] OCHA. (2019). Syria´s Al Hol Camp: Families in Desperate Need. Recuperado de  https://reliefweb.int/report/syrian-arab-republic/syrias-al-hol-camp-families-desperate-need

[6] Souleiman, D. (8 de Febrero de 2021). “Unknown number” of foreign nationals have died in squalid Syrian camps, say rights experts. UN News. Recuperado de  https://news.un.org/en/story/2021/02/1084172

[7] Syria: Humanitarian Response in Al Hol camp, Situation Report (No.5). Ob. Cit.

[8] Las FDS urgen a la comunidad internacional a repatriar a los yihadistas tras el fin del “califato”. (24 de Marzo de 2019). Naiz. Recuperado de https://www.naiz.eus/eu/info/noticia/20190324/las-fds-piden-a-la-comunidad-internacional-la-repatriacion-de-los-yihadistas-detenidos-tras-el-fin-del-califato

[9] Sancha, N. (31 de Marzo de 2021). Las milicias kurdo-árabes lanzan una operación anti-ISIS en los campos sirios de Al Hol. El País. Recuperado de

https://elpais.com/elpais/2021/03/29/album/1617016603_968044.html#foto_gal_16

[10] OCHA. (2019). Camp Profile – Roj, Al-Hasakeh governorate. Recuperado de  https://reliefweb.int/report/syrian-arab-republic/camp-profile-roj-al-hasakeh-governorate-syria-april-may-2019

[11] Ángel Gómez, C. (4 de Abril de 2021). Allí donde se refugian las mujeres. La Vanguardia. Recuperado de  https://www.lavanguardia.com/internacional/20210404/6625996/siria-al-roj-campo-de-refugiados-estado-islamico.html

[12] Cebrián, P. (Ed.). (2021). El infiel que habita en mí. Editorial Ariel.

[13] Marone, F. (22 de Marzo de 2021). Why European Countries Do Not Repatriate Their Foreign Fighters. European Eye on Radicalization. Recuperado de  https://eeradicalization.com/why-european-countries-do-not-repatriate-their-foreign-fighters/

[14] Sjoblom-Fodor, G. (21 de Abril de 2021). Repatriation From the “Caliphate” Hghlights Jihadist Presence in Finland. European Eye on Radicalization. Recuperado de  https://eeradicalization.com/repatriation-isis-caliphate-jihadist-takfirist-finland/

[15] Pelzel, K. (16 de Febrero de 2021). UN: Repatriate Women and Children Being Radicalized in Syria Now. Medium. Recuperado de   https://medium.com/global-perspectives-with-kristi-pelzel/un-repatriate-women-and-children-being-radicalized-in-syria-now-673730ff1373

[16] Caro, L. (25 de Octubre de 2019). El Gobierno se resiste a repatriar a los españoles yihadistas en Siria para que se les juzgue allí. ABC. Recuperado de https://www.abc.es/espana/abci-gobierno-resiste-repatriar-espanoles-yihadistas-siria-para-juzgue-alli-201910242217_noticia.html

[17] El infiel que habita en mí. Ob. Cit.  

[18] Sancha, N. (25 de Octubre de 2019). Las mujeres del ISIS imponen su califato en el campo sirio de Al Hol. El País. Recuperado de https://elpais.com/internacional/2019/10/24/actualidad/1571909789_339803.html

[19] The New York Times. ISIS Wives Speak Out: Inside Syria´s Notorious Al Hol Camp. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=eD7hDRTWKjY

[20] Stone, M. (11 de Noviembre de 2019). Islamic State: New “mini caliphate” forms at Syrian holding camp. SkyNews. Recuperado de https://news.sky.com/story/islamic-state-new-mini-caliphate-forms-at-syrian-al-hol-camp-11858828

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *