ESTAFA PIRAMIDAL

ESTAFA PIRAMIDAL

Resumen:

Estafa Piramidal. A pesar del tiempo y de las diferentes características de las economías en las que los estafadores han actuado, el modo de operar y sus nefastos efectos sobre la sociedad permanecen inmutables; es más, avanzan sin pausa, peligrosamente, en creatividad, en tecnología, en transnacionalización, en insensibilidad y hasta en violencia.

Palabras clave: Estafa, Piramidal, Financiera, Estafador

Los efectos de las estafas son muy perniciosos sobre la confianza en el sistema financiero formal y la integridad del ahorro público. No solamente golpea la estabilidad financiera de miles de familias que, cuando se dan cuenta del timo, generalmente ya es tarde; sino también porque socava la confianza y la credibilidad de las instituciones que velan por la seguridad de la población pues, por actuar o por no actuar, siempre da la impresión de que llegan tarde.

Como estafa piramidal se conoce a la modalidad de estafa utilizada por empresas no reguladas o personas individuales mediante la cual se hace creer a depositantes que pueden obtener muy buen rendimiento sin dar a conocer claramente la naturaleza de las inversiones que realizan. El nombre es porque su estructura tiene la forma de una pirámide:

pirámide del estafador

Fuente: ASFI

Clasificación de la Estafa

A continuación, vamos a detallar las diferentes clases de estafas ante las que nos podemos encontrar:

Estafa piramidal clásica: Es la creación de un esquema piramidal, basado en un primer nivel donde se ubica el grupo estafador  denominado cabeza o cúspide  del cual depende un segundo nivel contactado por los organizadores. En este tipo de esquema piramidal solo circula dinero entre los participantes. No se genera dinero adicional.

Es decir, no hay ningún negocio debajo. Lo único que hay es que a medida que se va incorporando más gente, los que ya están incorporados a “esa red” van obteniendo ganancias. No, es más, ni se vende más, ni se busca más. Aunque parecía que este tipo de estafa estaba ya superado, la realidad nos dice que no es así.

Estafa no financiera: Se basa en la concepción clásica (incorporación de personas a una cadena), pero ya ofrecen un producto o un servicio que no responde a la realidad de una actividad económica lógica. Las estafas piramidales no financieras más extendidas tienen que ver con la distribución de algunos productos o la franquicia de alguna marca.

En algunos casos, se ha visto que cuando los organizadores de la estafa ya se sienten seguros, comienzan a ejecutar estrategias que consolidan la confianza de sus primeros inversores e inducen a otros a participar.

estafas piramidales

Fuente: Elaboración Propia

Estafa financiera: Es la más compleja, la más difícil de reprimir desde el punto de vista público, la más difícil de conocer desde el punto de vista privado y se determina por la confusión con el mundo financiero y la creencia de una mayor rentabilidad. Aquí se ofrecen servicios financieros o pseudos-financieros y la gente puede llegar a entender que está ante un producto lícito.

Perfil del Estafador

Un estafador es alguien astuto, con la habilidad para detectar debilidades y oportunidades donde los demás no las ven. El organizador de la estafa crea empresas de papel, no regulariza actividades, no paga impuestos, no paga seguridad social.

A la hora del punto de quiebre de la estafa, cuando ésta colapsa y ya no puede pagar lo prometido a los participantes, el organizador desaparece y los participantes se quedan sin los recursos que han aportado.

Por supuesto que quedan desamparados porque no cuentan con el beneficio de una red de seguridad financiera.

El Estafado: cómplice o víctima.

Hay determinadas personas que, por sus características personales, son más vulnerables, lo que facilita que las circunstancias se manifiesten contra ellas. Una primera clasificación nos muestra que en general existen tres tipos de personas potencialmente víctimas de las estafas piramidales:

las estafas piramidales

Fuente: Elaboración Propia

La mayoría de las víctimas son personas de bajos ingresos con gran capacidad marginal de ahorro.

Conclusión.

Es preciso que la sociedad conozca ampliamente este fenómeno, sus manifestaciones y la magnitud de los riesgos a los que se exponen quienes participan, principalmente grupos que por factores socio culturales, económicos o sociales son más vulnerables al accionar de personas y empresas dedicadas a implementar este tipo de estafas.

Mirna Zárate Hernández

Officer Compliance Analista AML

Referencias

Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). (s. f.). TECNICA DE LA ESTAFA PIRAMIDAL (1.a ed., Vol. 1) [Libro electrónico]. https://www.asfi.gob.bo/images/ASFI/DOCS/LIBROS/EstafasPiramidales.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *