Cachemira, la incesante tensión indo-pakistaní

Cachemira, la incesante tensión indo-pakistaní

Resumen

La guerra en Cachemira y la disputa territorial entre India y Pakistán es un conflicto con más de 70 años de historia que ha vivido una constante inestabilidad sociopolítica y ha llegado a traducirse en diferentes ataques militares, cobrándose múltiples vidas civiles por el camino. A esta situación se suman otras variables, como el auge del terrorismo yihadista de Jaish-e-Mohammed y los intereses geopolíticos de China. Todo ello ha convertido a Cachemira en una incesante fuente de disputas territoriales que llega hasta nuestros días y del que no se prevé una pronta solución.

Palabras clave: Cachemira, Pakistán, India, China, terrorismo, conflicto

  1. Línea temporal de las hostilidades.

     La guerra de Cachemira, que enfrenta principalmente a Pakistán e India y al que de forma tangencial también se suma China, se remonta a finales de la década de los cuarenta. En el año 1947 finalizaba la presencia británica en el sureste asiático y se creaba la Unión de la India, por un lado, y el Dominio de Pakistán, por el otro, países ambos de población, cultura y costumbres muy diferentes entre sí (hindúes y musulmanes, respectivamente). La mayoría musulmana de Cachemira protagonizó una serie de protestas en contra de su posible anexión a la India. Ante esta situación, el gobernador de esta región, Maharajá Hari Singh, pidió ayuda a la India, a cambio de firmar el conocido Instrumento de Adhesión de Cachemira a India, comenzando de esta manera la primera guerra territorial por Cachemira, que finalizaría con las regiones occidentales de Azad Cachemira, Gilgit-Baltistán y Trans-Karakorum bajo dominio pakistaní, mientras que la región oriental, Ladak, quedaría controlada por la India.1

 

Mapa India, Pakistán y China

Figura 1. Mapa político de Cachemira, dividida en diferentes regiones controladas por Pakistán, India o China. Fuente: wikipedia.org

     Posteriormente, en el año 1962 se produjo la guerra indo-china, debido a un desacuerdo sobre la frontera entre ambos países, cuyo resultado se tradujo en el dominio chino de la región de Aksai Chan.

     En el año 1965 India y Pakistán vuelven a enfrentarse en la denominada Segunda Guerra de Cachemira, debido a la Operación Gibraltar orquestada por Pakistán con el objetivo de infiltrarse en la región de Jammu y Cachemira, bajo dominio hindú, y así poder comenzar una rebelión contra el gobierno indio.

     Seis años más tarde, en el 1971, estalla la Guerra de Liberación de Bangladés, la cual enfrenta a Pakistán Occidental y a Pakistán Oriental (desde aquel año conocida como Bangladés). La India, entonces presidida por Indira Gandhi, apoyó incondicionalmente a Pakistán Oriental e incluso se crearon campos de refugiados para aquellas personas que buscaban asilo tras la represión del Pakistán Occidental. Como consecuencia del apoyo indio a la actual Bangladés, el gobierno pakistaní lanzó un ataque contra la India y ésta, en respuesta, declaró la guerra a Pakistán. Tales acontecimientos provocaron un nuevo conflicto entre ambos países, que culminaría con el Acuerdo de Simla, comprometiéndose a respetar una línea de control, es decir, una frontera militar establecida en el antiguo estado principesco de Jammu y Cachemira que divide a Cachemira en dos partes, cada una controlada por un país (Pakistán e India).

     A finales del siglo XX se produjo la Tercera Guerra de Cachemira o Guerra de Kargil, ya que en el año 1999 Pakistán intentó otra infiltración de sus soldados en el lado indio de la línea de control, en la región de Kargil. Cabe añadir que ambos países llevaron a cabo un año antes, en el 1998, ensayos nucleares, provocando la alarma internacional ante un posible conflicto nuclear. La represión india y la presión de la comunidad internacional forzaron la retirada de los pakistaníes de Kargil.

2. El conflicto en el siglo XXI.

     En los últimos años se han producido distintos ataques entre ambos países, como el sucedido el 23 de noviembre de 2016, en el que Pakistán e India se atacaron mutuamente cerca de la línea de control, muriendo tres soldados y siete civiles pakistaníes y siete soldados indios. Otra agresión fue la que se originó el 18 de julio de 2017, en el que India bombardeó la zona pakistaní situada cerca de la línea de control, matando en el intento a dos civiles.2

     Además, las relaciones entre India y China en las últimas décadas han sido tensas y, a pesar de hacer esfuerzos en lograr acuerdos bilaterales, como el Mecanismo de Trabajo para Consulta y Coordinación sobre Asuntos Fronterizos, ambos países han fortalecido sus capacidades militares en sus fronteras. En este sentido destaca el año 2014, en el que desde Beijing se firmó el Pacto de Cooperación en Defensa Fronteriza (si bien las actitudes no se modificaron sustancialmente) y, sin embargo, cerca de 1000 soldados chinos traspasaron la frontera india para extender una carretera.3

     Son muchas las variables que afectan a la finalización de todas las disputas territoriales, ya que China mantiene relaciones diplomáticas con Pakistán, siendo éste un fuerte aliado para la potencia china, como ya se ha demostrado con el Corredor Económico China-Pakistán del puerto de Gwadar en la nueva ruta de la seda. A su vez, China no busca un enfrentamiento directo con la India y ésta por su parte parece haber acercado posturas con Estados Unidos bajo la Administración Trump, firmando tratados como el Acuerdo de Seguridad y Compatibilidad de Comunicaciones, el Anexo de Seguridad Industrial o los múltiples ejercicios militares conjuntos que han llevado a cabo estos países.

     Otros países-potencia también se han sumado al debate territorial de Cachemira, como Francia o Irán, quienes piden diálogo y diplomacia para resolver el conflicto. Si bien Irán ha insistido reiteradamente en “proteger los derechos de las naciones musulmanas”,4 Israel parece estar mucho más cercana a la India. Por su parte, Rusia también parece tener un papel neutral, ya que en los últimos años ha acercado posturas tanto con China como con India por sus intereses geopolíticos.

3. El terrorismo yihadista de Jaish-e-Mohammed.

     Esta inestable situación ha propiciado el auge de organizaciones insurgentes de etiología yihadista, como es el caso del grupo Jaish-e-Mohammed (JeM). Esta organización, de carácter suní, ha intentado activamente la separación de Cachemira de la India y su anexión a Pakistán, además de tratar de imponer en el país la sharía como marco legislativo. Desde el año 2000 ha llevado a cabo una serie de atentados principalmente en la Cachemira controlada por la India, como el producido en octubre del año 2001 en el que JeM bombardeó el edificio de la Asamblea General, matando a más de 30 personas. En los últimos años JeM ha mantenido cercanas relaciones con los talibanes y con Al-Qaeda en Afganistán.5

     Cabe añadir que las hostilidades llegan hasta la actualidad. De hecho, hace apenas unas semanas un nuevo choque indo-pakistaní dejaba a un soldado pakistaní fallecido, lo que propició una respuesta del Ejército de Pakistán, atacando a las tropas indias. Asimismo, Pakistán alega las violaciones del alto al fuego indio y su ataque en el lado pakistaní de Cachemira contra un vehículo de las Naciones Unidas en el que se encontraban dos observadores.6

     Por todo ello, y debido a la enorme complejidad e interrelación de variables y suma de intereses que subyacen a estos conflictos, no parece haber un final a la vista para esta guerra y disputa territorial entre India y Pakistán. Sin duda, está en la mano de los dirigentes políticos llegar a acuerdos multilaterales para cesar los ataques que durante todos estos años se han cobrado la vida de cientos de personas y han provocado el movimiento y búsqueda de refugio de otras tantas.

Daniel González Jiménez

Psicólogo y Analista de Inteligencia

Accede a nuestra Área Privada para poder disfrutar del mejor contenido y las mejores entrevistas a profesionales de los sectores de la Seguridad. No esperes más y aprovecha todas las ventajas de formar parte de Sec2Crime Concept.

Referencias.

  1. Gómez, A. (2016). Cachemira, la región más codiciada de Asia. Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE). Recuperado de http://www.ieee.es/publicaciones-new/documentos-de-opinion/2016/DIEEEO100-2016.html
  2. Hu, S. (2019). Conflicto entre India y Pakistán. Revista Electrónica Semestral, 8, 64-72.
  3. Pardo, J. M. (2018). El conflicto fronterizo entre India y China. Aksai Chin. Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE). Recuperado de http://www.ieee.es/publicaciones-new/documentos-de-opinion/2018/DIEEEO103_JOSPAR-IndiaChina.html
  4. La Vanguardia. (11 de agosto de 2019). Irán pide moderación y diplomacia en la actual crisis de Cachemira. La Vanguardia. Recuperado de https://www.lavanguardia.com/politica/20190811/463988436896/iran-pide-moderacion-y-diplomacia-en-la-actual-crisis-en-cachemira.html
  5. Jaish-e-Mohammed (JeM). Recuperado de https://cisac.fsi.stanford.edu/mappingmilitants/profiles/jaish-e-mohammed
  6. Europa Press. (24 de diciembre de 2020). Un soldado pakistaní muere en un choque con fuerzas indias en la zona disputada de Cachemira. Europa Press. Recuperado de https://www.europapress.es/internacional/noticia-soldado-pakistani-muere-choque-fuerzas-indias-zona-disputada-cachemira-20201224073439.html

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *