¿Qué puede ofrecer la inteligencia al sector privado?

¿Qué puede ofrecer la inteligencia al sector privado?

Resumen

El concepto de análisis de inteligencia ha sido tradicionalmente ligado a cuestiones militares y geopolíticas, y representado en el cine y la literatura a través del suspense de las intrigas entre agencias de inteligencia nacionales. Si bien el análisis de inteligencia es obviamente aplicable en dichas áreas, también ofrece posibilidades en muchas otras. En este artículo se exponen algunas de sus posibles aplicaciones en el sector privado.

Palabras clave: inteligencia, sector privado, salidas laborales, orientación

Inteligencia en el sector privado

El análisis de inteligencia, si bien no con ese nombre ni con la complejidad que entraña actualmente el concepto, es tan antiguo como nuestra capacidad como seres humanos para procesar información. Como ya hemos comentado anteriormente en alguna ocasión, es un término que, aunque tradicionalmente se asocia con la geopolítica o el mundo militar (Walton, 2010), presenta un increíble potencial en diversas áreas de actividad y conocimiento.

En el apartado de orientación de Sec2Crime, mostramos el análisis de inteligencia como una de las posibles salidas laborales de la criminología, pero el propio concepto de análisis de inteligencia abarca numerosas disciplinas y aplicaciones. Algunas de ellas, efectivamente orientadas a la estrategia militar o a las relaciones internacionales, pero otras muchas no.

Si hay dos cosas que hacemos de manera constante los analistas de inteligencia son: (1) ordenar información y (2) crear términos añadiendo la palabra “Inteligencia” al comienzo o el sufijo “INT” al final. Siguiendo ambas tradiciones, a continuación se expone una lista de algunas de las aplicaciones de esta disciplina en el sector privado:

Con algunos matices también es conocida como Inteligencia Económica o Inteligencia Empresarial. Es importante hacer una distinción es este caso concreto, ya que el mismo término se emplea para definir dos conceptos diferentes. Por una parte, se denomina inteligencia competitiva (Competitive Intelligence/CI) o Inteligencia Empresarial (Business Intelligence/BI) a la información propia que una tiene de sí misma o de su sector, de sus operaciones, de su estructura, etc. Por otra parte, pueden emplearse los mismos términos para hacer referencia al análisis y tratamiento de esta información, junto a otra obtenida de diversas fuentes, para apoyar la toma de decisiones estratégicas de la compañía. Este tipo de inteligencia se emplea en la dirección y las áreas de desarrollo y estrategia de una empresa. (Bergeron & Hiller, 2002; Calof & Wright, 2008)

Íntimamente ligada con la anterior, este tipo de inteligencia aprovecha la información sobre el mercado, los productos y sus consumidores para apoyar la actividad de los equipos comerciales o a los departamentos de marketing. Cada vez con mayor frecuencia, se ha vuelto imprescindible en el entorno de las Redes Sociales, ya que es necesaria para comprender y aprovechar al máximo los algoritmos internos de las redes sociales. Gracias a las propias estadísticas ofrecidas por este tipo de plataformas y a otros análisis más complejos sobre la demografía de los consumidores en cada una de las redes, las horas de mayor actividad, el origen del tráfico que se genera hacia los perfiles oficiales, etc. Se genera una enorme cantidad de datos que requieren del análisis de inteligencia para materializarse en una estrategia concreta. (Lies, 2019; Vishnoi & Bagga, 2020) Algunos conceptos relacionados con este tipo de inteligencia ya los hemos tratado con anterioridad en Sec2Crime, como la ingeniería social o el análisis de reputación.

La seguridad quizá sea la aplicación más “clásica” de la inteligencia, y esto no cambia en el sector privado. Tanto en lo referente a la seguridad física como lógica de los activos de una empresa, se requiere la aplicación del análisis de inteligencia. Con el desarrollo de nuevas tecnologías y la aparición de nuevas amenazas en consecuencia, la inteligencia y la ciberseguridad se han unido en disciplinas como la ciberinteligencia o la inteligencia de amenazas cibernéticas (cyberthreat intelligence) para las que es imprescindible la interacción entre perfiles con conocimiento de los aspectos más técnicos y otros especializados en el propio análisis de inteligencia. (Mavroeidis & Bromander, 2017)

Con la expansión a nuevos territorios de las empresas multinacionales, adicionalmente a los apartados anteriores, se hace patente la necesidad de implementar la inteligencia sociocultural o SOCINT. En mercados con idiomas distintos, en diferentes zonas horarias, con tradiciones y costumbres que nada se parecen a las del país de origen de la compañía, conocer estas diferencias no sólo supone una ventaja competitiva, sino que puede ser la línea que separa el éxito del fracaso en la introducción en este nuevo mercado. (Lovvorn & Chen, 2011)

El análisis de inteligencia puede aplicarse tanto en la selección de nuevo personal como en la retención y desarrollo del talento actual de una compañía. Desde el área de recursos humanos es importante contar con inteligencia relativa las capacidades y necesidades de la empresa para poder crear una estrategia acorde a dichas necesidades. Desde los resultados de las pruebas psicométricas durante el proceso de selección, a los de las evaluaciones de desempeño de los empleados, información sobre movilidad y rotación, hay disponible una gran cantidad de datos que pueden beneficiarse de análisis dirigidos a la toma de decisiones.

Marta Mallavibarrena, Psicóloga y Analista de Inteligencia

Anuario 2020 sobre Terrorismo Yihadista en España.

Sec2crime Concept

Accede a nuestra Área Privada para poder disfrutar del mejor contenido y las mejores entrevistas a profesionales de los sectores de la Seguridad. No esperes más y aprovecha todas las ventajas de formar parte de Sec2Crime Concept.

Referencias

Bergeron, P., & Hiller, C. A. (2002). Competitive intelligence. Annual review of information science and technology, 36(1), 353-390.

Bose, R. (2008). Competitive intelligence process and tools for intelligence analysis. Industrial management & data systems.

Calof, J. L., & Wright, S. (2008). Competitive intelligence. European Journal of marketing.

Lovvorn, A. S., & Chen, J. S. (2011). Developing a global mindset: The relationship between an international assignment and cultural intelligence. International Journal of Business and Social Science, 2(9).

Mavroeidis, V., & Bromander, S. (2017, September). Cyber threat intelligence model: An evaluation of taxonomies, sharing standards, and ontologies within cyber threat intelligence. In 2017 European Intelligence and Security Informatics Conference (EISIC) (pp. 91-98). IEEE.

Raymond, L. (2003). Globalization, the knowledge economy, and competitiveness: A business intelligence framework for the development SMES. Journal of American Academy of Business, Cambridge, 3(1-2), 260-260.

Richards, J. (2010). The art and science of intelligence analysis. Oxford University Press.

Vishnoi, S. K., & Bagga, T. (2020). Marketing Intelligence: Antecedents and Consequences. In 3rd International Conference On Innovative Computing And Communication (pp. 1-9).

Walton, T. (2010). Challenges in Intelligence Analysis: Lessons from 1300 BCE to the Present. Cambridge University Press.

Wright, S., & Calof, J. L. (2006). The quest for competitive, business and marketing intelligence. European Journal of Marketing.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *