Five Eyes (I): compartir información en un mundo conectado

Five Eyes (I): compartir información en un mundo conectado

Resumen

La alianza conocida como Five Eyes (FVEY) es un acuerdo de colaboración en materia de inteligencia entre Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, iniciada hace más de 70 años, durante la Segunda Guerra Mundial. Su principal función es la de actuar como hub de intercambio de información y cooperación entre sus miembros y, a otro nivel, con otros países, fomentando la transmisión de conocimiento, a la par que velando por la seguridad de la información y de los ciudadanos de los países participantes.

Otros países como Alemania, Noruega o España colaboran con esta organización, y obtienen acceso a parte de la información de la que esta dispone, aunque sin la garantía de que no serán espiados por las agencias de inteligencia que la componen.

Palabras clave: Five Eyes, colaboración, inteligencia, seguridad

Origen del Five Eyes

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos (EEUU) y Reino Unido (RU) establecieron un acuerdo de colaboración, el llamado acuerdo BRUSA firmado en 1943. Esto permitió a las agencias de inteligencia de ambos países, y de los miembros de la Commonwealth, trabajar en conjunto, a fin de obtener un mayor conocimiento sobre las actividades de sus enemigos.

Una vez terminó este conflicto, EEUU y RU decidieron mantener dicho acuerdo, aunque sin contar con el resto de los miembros de la Commonwealth. El motivo: la URSS, dirigida entonces por Joseph Stalin. La diferencia entre los modelos capitalista y comunista fue el factor principal que desencadenó la Guerra Fría, “un conflicto en el que el desarrollo científico tecnológico, la investigación y el desarrollo eran continuamente empleados para transformar la batalla de fuerzas en el ámbito táctico, estratégico y logístico” (Matterlart, 2010).

Debido a esta necesidad de conocimiento e impulsados por el desarrollo de la tecnología, se crearon nuevas agencias de inteligencia como el GCHQ (Shokar, 2020). Paralelamente, la percepción de Rusia como una amenaza para la seguridad hizo que EEUU aceptase el regreso al acuerdo de cooperación de Canadá en 1948, y de Nueva Zelanda y Australia en 1956. Tras estas incorporaciones se acuña el término Five Eyes (FVEY), como referencia a los documentos clasificados que podían ser leídos por personal autorizado de estos cinco países (AUS/CAN/NZ/UK/US EYES ONLY).

El valor de compartir y proteger la información

FVEY se asienta en dos puntos básicos. El primero de ello establece que la información que un país miembro tiene y puede ser útil para otro deberá ser compartida; mientras que el segundo determina que los países miembros no se espiarán entre ellos. Gracias a esta estrategia colaborativa, EEUU logró obtener información de utilidad en su lucha contra la Unión Soviética, empleando productos de inteligencia obtenidos a través de recursos que no hubieran estado disponibles para ellos de otro modo.

De acuerdo con un artículo firmado por representantes de las bibliotecas de los parlamentos de RU, Australia, Nueva Zelanda y Canadá (Barker, Petrie, Dawson, Godec, Porteous y Purser, 2017) y la Office of the Director of National Intelligence de EEUU, estas son las agencias de cada país que participan en actividades de inteligencia:

  • Australian Security Intelligence Organisation (ASIO)
  • Australian Secret Intelligence Service (ASIS)
  • Office of National Assesments (ONA)
  • Australian Signals Directorate (ASD)
  • Autralian Geospatial-Intelligence Organization (AGO)
  • Defence Intelligence Organistion (DIO)
  • Communications Security Establishment (CSE)
  • Canadian Security Intelligence Service (CSIS)
  • Canadian Forces Intelligence Command (CFINTCOM)
  • Royal Canadian Mounted Police (RCMP)
  • New Zealand Security intelligence Service (NZSIS)
  • Government Communications Security Bureau (GCSB)
  • Secret intelligence Service (SIS/MI6)
  • Security Service (MI5)
  • Defence Intelligence (en Ministry of Defence)
  • Joint Intelligence Committee (JIC)
  • National Security Council (NSC)
  • Office of Security and Counter-Terrorism
  • Joint Terrorism Analysis Centre (JTAC)
  • Government Communications Headquarters (GCHQ)
  • Office of the Director of National Intelligence (ODNI)
  • Central Intelligence Agency (CIA)
  • National Geospatial-Intelligence Agency (NGA)
  • National Reconnaissance Office (NRO)
  • Office of Intelligence and Analysis (en Deparment of Homeland Security)
  • Federal Bureau of Investigation (FBI)
  • Defense Intelligence Agency (DIA)
  • National Security Agency (NSA)
  • Unidades de inteligencia (en Army, Navy, Marine Corps y Air Force)
  • Office of Intelligence and Counter-Intelligence (en Deparment of Energy)
  • Bureau of Intelligence and Research (en Department of State)
  • Drug Enforcement Agency (DEA)

Con más de 30 agencias en total, los miembros del FVEY tienen acceso a una gran cantidad y variedad de datos, lo que les otorga una posición ventajosa a nivel competitivo, así como en aspectos de seguridad.

La diferencia entre pertenencia y colaboración en Five Eyes: el grado de privacidad

Además de todas las agencias anteriormente mencionadas, FVEY cuenta con la colaboración de un gran número de países. Los más frecuentes se agrupan en Nine Eyes (añadiendo a Dinamarca, Francia, Holanda y Noruega) y Fourteen Eyes (sumando Alemania, Bélgica, Italia, España y Suecia).

En el caso de estos países, el acuerdo se circunscribe solo al primer punto: la información de utilidad será compartida. Sin embargo, no hay acuerdo con respecto al segundo punto, lo que permite que puedan ser espiados. Un ejemplo es el espionaje sobre Alemania y su canciller, Angela Merkel, realizado por Estados Unidos (Walsh y Miller, 2015).

El efecto de internet en la recopilación de información

El BRUSA se centró en la inteligencia de señales (SIGINT). En la primera mitad del siglo XX, la gente no publicaba nada en sus redes sociales ni disponía de buscadores web para obtener información. Sin embargo, gracias al desarrollo de internet y su uso generalizado, apareció un nuevo campo del que extraer información: el ciberespacio.

En esta era digital, en la que paquetes de datos se mueven continuamente por todo el mundo, la recolección y procesamiento de la información resultan un factor clave, pues hay más cantidad y variedad de esta que nunca. En todo el mundo, se envían más de 41 millones de mensajes de Whatsapp y se realizan más de 4 millones de búsquedas en Google cada minuto.

Internet se ha convertido en un campo de juego más para los analistas de inteligencia. Gracias a todo el contenido disponible en la web, el estudio a través de fuentes abiertas (OSINT) está convirtiéndose en una herramienta tan útil como en el pasado lo fue ECHELON, empleado durante la Guerra Fría para interceptar comunicaciones soviéticas por parte de Estados Unidos (Patman y Southgate, 2015).

Bibliografía

Mattelart, A. (2010). The globalization of surveillance. Polity.

Barker, C., Petrie, C., Dawson, J., Godec, S., Porteous, H., & Purser, P. (2017).Oversight of Intelligence Agencies: A Comparison of the ‘Five Eyes’ Nations. Parliamentary Information and Research Service.

Patman, R. y Southgate, L. (2015). National security and surveillance: the public impact of the GCSB Amendment Bill and the Snowden revelations in New Zealand. Intelligence and National Security, 31(6), 871-887.

Shokar, P. (20 de octubre de 2020). The growth of the surveillance monster: the history of the Five Eyes Programme (FVEY). Irish Centre for Human Rights. https://ichrgalway.wordpress.com/2020/10/20/the-growth-of-the-surveillance-monster-the-history-of-the-five-eyes-programme-fvey/

Walsh, P., Miller S. (2015). Rethinking ‘Five Eyes’ Security Intelligence Collection Policies and Practice Post Snowden. Intelligence and National Security, 31(3), 345-368 https://doi.org/10.1080/02684527.2014.998436

Álvaro Mota

Analista de inteligencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *