EN BUSCA DEL PERFECTO ANALISTA DE INTELIGENCIA. PARTE II: HARD SKILLS

EN BUSCA DEL PERFECTO ANALISTA DE INTELIGENCIA. PARTE II: HARD SKILLS

En mi anterior post tratábamos de dar forma a esa figura utópica del analista perfecto, definiendo desde la teoría, las cualidades y características que, en mi opinión, debería tener el analista de inteligencia más completo.

Comenzamos hablando de las comúnmente llamadas, soft skills, es decir, aquellas habilidades sociales que determinan cómo de eficaz se puede desenvolver una persona en su entorno profesional. Destacamos la importancia de la creatividad en inteligencia, del compromiso al que debemos llegar a implementar en las unidades de inteligencia, la escucha activa, liderazgo, etc. Hoy me gustaría terminar, a modo de orientación, con las habilidades llamadas hard skills, es decir, aquellas competencias que pueden adquirirse mediante formación y experiencia y que no dejan de ser conocimientos profesionales sobre la técnica, que complementan al perfecto analista.

Debo comenzar destacando la importancia de la formación superior. Si de algo bueno puede presumir el Análisis de Inteligencia, es que es un lugar donde pueden confluir absolutamente todas las áreas de conocimiento. Es más, las Unidades de Inteligencia más completas, son las más multidisciplinares. Hablamos de que pueden llegar a trabajar en consonancia criminólogos, ingenieros, psicólogos, matemáticos, juristas, economistas, sociólogos, estadísticos… En cierto modo, se puede concluir, que el Análisis de Inteligencia es la única profesión cualificada en la que lo que menos importa es el tipo de cualificación.

Esta idiosincrasia no siempre se va a dar en todas las Unidades de Inteligencia. Esto es debido a que normalmente, las compañías que cuentan en su organización interna una Unidad de Inteligencia están orientadas a la estrategia y propósitos del negocio. Es decir, si hablamos de un equipo de inteligencia de una empresa de tecnología, lo lógico es que todos los analistas tengan una gran parte de cualificación en dicha área. Pero la realidad es bien distinta. La mayoría de unidades de Inteligencia son generalistas, es decir, actúan como empresas externas dando servicio a determinados clientes con este tipo de necesidades. Por este motivo, no es raro encontrarse perfiles técnicos con perfiles sociales trabajando en un mismo análisis, aunque sea con diferentes tareas.

En España poco a poco van apareciendo formaciones superiores, en forma de Máster Universitario o Título Propio acreditado, en las que se está dando la oportunidad de orientar las necesidades reales del mercado laboral. A mi juicio y tras hacer un barrido importante de toda la oferta en Análisis de Inteligencia voy a destacar a 3 formaciones por encima de la demás: Título Experto de Análisis de Inteligencia para la Seguridad, por la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto de Ciencias Forenses y de la Seguridad; Máster en liderazgo, diplomacia e inteligencia, por FESEI y la Universidad CEU Abat Oliva; Máster Interuniversitario en Analista de Inteligencia, por la URJC y la Universidad Carlos III de Madrid.

Otro factor importante en el perfilado del analista perfecto es el conocimiento de idiomas. En este apartado no hay discusión. Se puede decir que el Análisis de Inteligencia tal y como lo conocemos hoy día, proviene de EE.UU., y todas las técnicas y habilidades de análisis se desarrollaron allí. Todo depende del destinatario del análisis, pero serán pocas las veces en las que se deba realizar un entregable y no sea en inglés. Además, en ciertas Unidades de Inteligencia especializadas, es imprescindible dominar el idioma local del análisis. Resultaría imposible hacer un análisis de información obtenida en hebreo si no sabes hebreo. Lógico, ¿verdad?

La cultura general del analista debe ser cuanta más amplia mejor. Me refiero a conocer la situación del actual del mundo en general, y de la zona de análisis en particular. Hacer un análisis PESTEL muchas veces ayuda a comenzar cualquier tipo de análisis, y nos sitúa en un momento adecuado con un contexto que nos va a generar muchas facilidades para continuar un análisis, con lo que conocer el estado político, económico y social de determinadas regiones es determinante.

Unas de mis cualidades preferidas del analista perfecto son las técnicas estructuradas de análisis, presentes en todo momento y en cualquier análisis de Inteligencia. Me refiero a la habilidad de generar respuestas ante un problema. Como todas las anteriores cualidades o habilidades, las técnicas estructuradas de análisis se aprenden, y se deben enseñar en toda Unidad de Inteligencia, pues en mi opinión, son el motor de crecimiento de toda la unidad. Unos ejemplos de este tipo de técnicas pueden ser de descomposición y visualización, como cronologías y líneas de tiempo, mapas mentales, profiling, contextualización… lo bueno de las técnicas estructuradas es que una sigue a la otra, y se generar conocimiento constantemente.

El conocimiento de herramientas informáticas es aplastantemente necesario. No se hace un análisis de inteligencia sin recurrir a herramientas tecnológicas, o al menos no en este siglo. El analista perfecto domina multitud de habilidades tecnológicas pero las informáticas dedicadas al análisis son imprescindibles. De nada sirve un análisis minucioso y concluyente, perfectamente ejecutado, si no se sabe plasmar en una presentación vistosa, que no genere dudas y que transmita el fin concreto del mismo. Cada vez se repite con más asiduidad, que las ofertas de trabajo para Analistas de Inteligencia, tienen como requisito habilidades de diseño gráfico, pues trasmitir un informe de 50 páginas de 1 diapositiva con un mapa, es una de las habilidades más importantes del analista. Recordad que el analista de inteligencia no es más que un triturador de información, que debe saber plasmar millones de palabras en una foto resumen.

.           .           .

Después de dos artículos intentando hacer un perfilado minucioso del perfecto analista de inteligencia, espero haber resuelto muchas de las dudas con las que me encuentro de muchos universitarios, que me preguntan por redes sociales, ¿qué debo estudiar? o ¿en qué debo especializarme? Recordad que cualquier formación y habilidad es útil para el análisis de inteligencia, lo verdaderamente importante es ser curioso y no dejar de formarte, pues cualquier nueva habilidad multiplica en una Unidad de Inteligencia.

¡Nos leemos!

Juan C.

Analista de Inteligencia en decysyon.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *