Seis ámbitos donde la formación en Ciberseguridad es altamente valorada

Seis ámbitos donde la formación en Ciberseguridad es altamente valorada

La Ciberseguridad tiene como principal objetivo la protección de la información digital. Las empresas e instituciones necesitan contar con personal capacitado que sepa establecer estrategias para hacer frente a las ciberamenazas. ¿Qué sectores buscan incorporar estos recursos?

La Ciberseguridad se traduce en la capacidad de minimizar el nivel de riesgo al que está expuesta la información, con foco ante las amenazas que puedan producir incidentes graves de seguridad, todo desde una naturaleza totalmente cibernética. Por eso, la Ciberseguridad es ahora más importante que nunca, y son muchos los sectores y ámbitos que están asumiendo esta realidad.

Esto se traduce en la necesidad de buscar e incorporar personal especializado, desde ingenieros informáticos a expertos en cumplimiento normativo, que cuenten con formación específica en el campo de la Ciberseguridad.

¿Cuáles son las principales áreas que altamente valoran este tipo de aprendizaje? A continuación, exponemos seis ámbitos que tienen gratamente en cuenta preparación técnica, normativa y organizativa en el campo de la Ciberseguridad.

  1. Ciberseguridad IT (Information Technology): En los entornos IT, prima por encima de todo la confidencialidad, seguido de la integridad y la disponibilidad. Este es un área ampliamente operada, por ejemplo, por empresas e instituciones privadas. La seguridad IT cubre el espectro completo de tecnologías para el procesamiento de la información, incluidos software, hardware, tecnologías de la comunicación y servicios relacionados. En general, la TI no incluye tecnologías integradas que no generan datos para uso empresarial.
  2. Empresas industriales y Ciberseguridad OT (Operational Technology): Esto se compone básicamente de hardware y software que detecta o provoca un cambio a través del monitoreo y / o control directo de dispositivos físicos, procesos y eventos en la empresa. En los últimos años, la seguridad industrial se ha visto cada vez más amenazada. Esto se debe al surgimiento de diferentes formas de ciberterrorismo y cibercrimen. Como claro ejemplo, surge la proliferación del acceso web a los sistemas SCADA.
  3. Instituciones Públicas y la Ciberdefensa: El concepto se materializa con la defensa nacional digital.  Con el desarrollo del Ciberterrorismo o el Cibercrimen, que están cada vez más presentes en nuestra sociedad, se hace fundamental la existencia de mecanismos propios de Ciberdefensa para proteger la información sensible manejada por gobiernos e instituciones públicas esenciales.
  4. Empresas que utilizan dispositivos conectados a Internet (Seguridad IoT): Cada vez es mayor el número de tecnologías interconectadas que se están utilizando a nivel personal y empresarial. En los últimos años, han aparecido todo tipo de dispositivos, máquinas, equipamiento y sistemas conectados a Internet. La problemática está en que estos dispositivos se comunican entre sí a la vez que con la nube, intercambiando y procesando información de carácter público y personal. Y esto se convierte en un objetivo increíblemente jugoso, pues la seguridad por diseño y por defecto no están en la mayoría de los casos integradas, pues resulta ser una tecnología poco madura. A todo esto se suma el hecho de que son cada vez más inteligentes e interactúan de forma autónoma sin la intervención del ser humano, lo que termina generando nuevos riesgos hasta ahora poco conocidos.
  5. Ciberseguridad en Infraestructuras Críticas: Las Infraestructuras Críticas, desde un punto de vista de la seguridad informática, son aquellos sistemas físicos y virtuales, además de la agregación de activos, que pueden proporcionar servicios y funciones consideradas esenciales. Esto es así por que dan respaldo a los sistemas sociales, ambientas y económicos. Algunos sectores dentro de este ámbito pueden ser: Energía, Administración, Agua, Industria Nuclear, Industria Química, Transporte o Salud. Dada la importancia que tienen las infraestructuras críticas y el contexto geopolítico actual, los ciberataques se convierten en elementos desestabilizadores que pueden llegar a tener un inmenso impacto en la sociedad.
  6. Ciberseguridad en la movilidad y Smartcities:  La aparición del 5G, sumado a la nueva integración de tecnologías inalámbricas a la red, permite el auge de nuevos servicios de conectividad en los sistemas de transporte. Coches equipados con ordenadores y asistentes virtuales a bordo, por ejemplo, pueden incrementará el confort y la seguridad, pero también supondrán nuevas amenazas cibernéticas. Además, el concepto de Smartcities ya no nos suena tan lejano, permitiendo conectar el transporte de personas y mercancías en toda una zona geográfica, lo que ante un ataque, puede suponer la desestabilización de la economía y la sociedad. 

Como ya hemos visto, aparecen nuevas áreas y se digitaliza el mundo empresarial tradicional, lo que se traduce en nuevos vectores de ataque y la constante aparición de vulnerabilidades que pueden poner en riesgo la salud y la continuidad de diferentes ámbitos y sectores. Por eso, una potente y completa formación en Ciberseguridad es primordial, lo que directamente incita a contratar personal especializado, cuyas competencias y capacidades están increíblemente valoradas hoy en día.


¡Hey! ¿Se te olvida suscribirte? 🙂

Boletín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *