Eyetracking, tecnología puntera que ayuda a prevenir contagios

Eyetracking, tecnología puntera que ayuda a prevenir contagios

Con un simple vistazo, esta novedosa herramienta de seguimiento ocular previene el contacto físico y asiste en la lucha contra el COVID-19 mediante Inteligencia Artificial

        Eyetracking. La “Nueva Realidad” está siendo complicada para la mayoría de nosotros. Ajustarnos a un nuevo panorama en el que el contacto con las personas y el medio físico puede poner en riesgo nuestra salud, está trayendo consecuencias emocionales complicadas de sobrellevar. Esto resulta en ocasiones complicado de asumir, pero es algo que debemos entender si queremos hacer frente al COVID-19 y frenar el desenfrenado aumento de contagios actual. 

        Pero ¿y si la tecnología pone a nuestra disposición mecanismos óptimos que nos ayuden en esta ferviente lucha contra la pandemia? La respuesta está en la tecnología de seguimiento ocular. A través de este sistema, con una única mirada podemos abrir puertas, encender interruptores e incluso realizar transacciones y pagos. Una vez más, en nuestros ojos se hayan las respuestas a los problemas del universo.

        Lo que inicialmente nació como una tecnología para favorecer una comunicación alternativa y fomentar la inclusión entre personas con discapacidad, ha terminado siendo una herramienta infalible en un mundo donde las pandemias ya no son ciencia ficción ni temática común entre los guiones de Hollywood. Ahora, la pregunta es, ¿cómo funciona exactamente eyetracking y cómo puede ayudarnos a sostener el avance de esta nueva enfermedad? La respuesta es sencilla: sensores infrarrojos y cámaras capaces de alimentar algoritmos de Inteligencia Artificial.

        En este caso, se coloca un dispositivo especial que emite rayos infrarrojos, mientras una cámara interpreta las miradas y recoge datos e información. Todo esto es procesado por algoritmos específicos que traducen estos movimientos en puntos concretos y coordenadas. Así, con un simple movimiento de ojos, podemos abrir un nuevo campo de interacciones que antaño requerían de contacto físico y movimientos musculares, como teclear algo en el ordenador con los dedos o sujetar una puerta con el pie.

        Pero esto no acaba aquí. Gracias a la Inteligencia Artificial y las Redes Neuronales Artificiales, se exponen ante nosotros posibilidades infinitas que eleven la adaptación de esta tecnología a un mundo post-Covid, pues gracias a la capacidad de aprendizaje de estos sistemas y a la recolección de información aportada, podrán implementarse este tipo de soluciones en ámbitos tan importantes como la sanidad, los servicios esenciales y la seguridad integral. Además, puede impulsar la aparición de líneas de negocio completamente desconocidas hasta ahora, además de transformar el comercio tradicional. 

        Si algo ha propiciado este virus, es el despliegue de tecnologías hasta ahora poco conocidas y una revolución digital sin precedentes en nuestro territorio, por lo que es una gran oportunidad para potenciar la investigación tecnológica en busca de soluciones alternativas ante un panorama tan singular. 

        Habrá que esperar para ver resultados a largo plazo y las posibles consecuencias de esta tecnología eyetracking, estando aún en proceso de madurez, pero la aplicación de estos elementos promete y despierta interesantes caminos que, ante la situación actual, vale la pena explorar. 

Subimos artículos de ciberseguridad todos los domingos, además de mucho otro contenido interesante vinculado a la Criminología, la Seguridad y la Inteligencia.

¡Suscríbete ya para no perderte nada!

Accede a nuestra Área Privada para poder disfrutar del mejor contenido y las mejores entrevistas a profesionales del sector de la Ciberseguridad. Nos esperes más y aprovecha todas las ventajas de ser parte de Sec2Crime Concept.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *